Se capacitan en contra de la usura

37f1IBARRA. Justicia aplicará mano dura a los ‘chulqueros’. En la actualidad de ser condenados, deberían, pasar de entre 6 meses a 2 años de cárcel. Con el nuevo Código Penal, podrían pasar hasta 10 años presos y reparar el daño causado. Para ello, 76 administradores de justicia se capacitaron.   

Delito. Los usureros, según sus denunciantes, llegan a cobrar intereses que oscilan entre el 3 y 50 % mensual por créditos ilegales. Así constan varias denuncias que se han reportado en este año.
Hasta noviembre de este año, la PJ receptó 70 denuncias de usura.

Gladys Terán Sierra, juez de la Corte Nacional de Justicia, denunció que en ocasiones la usura esconde otros delitos como el lavado de dinero, extorsión e incluso asesinatos.
Para sancionar a los infractores, ayer se desarrolló un taller en donde los administradores de justicia se capacitaron.
El taller, permitió ampliar los conocimientos de jueces y fiscales en el tema de usura.

 

Alerta. Danilo Espinosa de los Monteros, director Provincial de Imbabura, explicó que anteriormente se capacitó a jueces del área civil “que son los primeros en detectar a los posibles” ‘chulqueros’.
Los usureros, generalmente demandan con  los denominados juicios ejecutivos a víctimas a quienes  en ocasiones les embargan sus bienes luego de haber saldado la deuda.
Además, es de conocimiento público que en ocasiones los prestamistas amenazan a sus ‘clientes’ para cobrarles la deuda que en la mayoría de veces, ya está pagada.
Condenas. En comunicado de prensa, se informó que desde que inició la campaña de combate a la usura en el país, en julio de este año, la Función Judicial recibió cerca de 600 casos, mientras que la línea telefónica 1800 DELITO receptó 4800 denuncias. “En el 85% de los casos no se ha pagado ninguna recompensa”, explicó el Ministro del Interior, José Serrano en dicho boletín.
Con el nuevo Código Penal, los  ‘chulqueros’ deberán ir de entre 5 y 7 años presos con agravantes que les llevaría incluso a 10 años de reclusión.
Además, deberán reparar el daño causado a sus víctima.