Se beneficiaron con escrituras

p10f1PIMAMPIRO. Los hermanos Delia María y Juan Francisco Noques Quito, oriundos de la comunidad de Guanupamba perteneciente a la parroquia de Mariano Acosta, con una gran sonrisa mostraban su felicidad al recibir las escrituras de sus terrenos que por más de 70 años estaban en su poder.

 

ENTREGA. Las maestras de las escuelas Humberto Román, Simón Bolívar y Antonio José de Sucre de la parroquia de Sigsipamba, también mostraron su alegría al tener las escrituras legalizadas de sus instituciones.
Otros ciudadanos en cambio buscaban información de cómo acceder a la nueva etapa de legalización de tierras ya que consideran que es una gran ayuda que les entrega en Gobierno Central.
Pilar Proaño, gerente del Plan de Legalización de Tierras, dijo que el objetivo de conceder los títulos de propiedad legalmente legalizados es promover el desarrollo rural equitativo y garantizar la seguridad jurídica de las propiedades de los campesinos.
Recalcó que los beneficiados con sus escrituras debidamente legalizadas pueden acceder a los proyectos sociales que promueven los diferentes ministerios.
Entre éstos están la posibilidad de optar por créditos para la producción, seguro agrícola, asistencia técnica gratuita, bono de la vivienda entre otros proyectos que fomentan el buen vivir y la seguridad alimentaria.
El alcalde del cantón Pimampiro, José Daza, mencionó que el Gobierno Municipal a través de la Jefatura de Avalúos y Catastros proporcionó la planimetría y toda la documentación de forma gratuita, contribuyendo de esta manera con la seguridad jurídica en la tenencia de tierras de los campesinos.

PREDIOS. De los 91 predios de tierras que se legalizaron en el cantón Pimampiro: 27 pertenecen a la parroquia de Mariano Acosta, 22 a San Francisco de Sigsipamba, 8 a Chugá y 34 a la ciudad de Pimampiro.