Se acentúa desesperación por el gas

4f1IBARRA. “En un país petrolero es el colmo que estemos mendigando por un tanque de gas”, dijo indignado Luis Antonio Revelo, que llegó ayer desde los Huertos Familiares  hasta la envasadora Agip Gas en busca de un cilindro.
Él, junto a otras 10 personas esperó largas horas para obtener el producto.
Se quejaron por la falta del gas doméstico e incluso comentaron que cuando el vehículo distribuidor pasa por las calles no anuncia su presencia con el sonido musical, como lo hacía en anteriores ocasiones, para que las personas estén pendientes.

Explicación. El director regional de Hidrocarburos, José Franco, dijo que la refinería de Esmeraldas que inyecta el gas licuado de petróleo, GLP, a Imbabura funciona normalmente.


“El problema es en Ibarra es que en las filas  (para comprar gas) se mezclan los contrabandistas que se llevan desde 10 a 20 cilindros”, enfatizó Franco, a lo que se suma, -según explicó- la presencia de propietarios de restaurantes.
Aseguró que se intensificarán los controles, por lo que desde ayer, los militares se sumaron a la vigilancia de la venta del gas en diferentes sectores de la ciudad.
Pese a que se habla de contrabandistas, no hay detenidos, y Franco mencionó que se incentivarán los operativos en carreteras para frenar el problema.
“En las filas para comprar gas se mezclaban florícolas, avícolas, contrabandistas y propietarios de restaurantes”, aseguró e insistió en que no existe desabastecimiento.
Reconoció que en la distribución de los anteriores días falló la logística.
Hoy, de acuerdo a un cronograma de distribución se venderá 2 168 cilindros de gas de uso doméstico en diferentes sectores de Ibarra, desde las 14:00 hasta las 18:00. Desde Hidrocarburos enfatizan que la venta se realizará puerta a puerta para evitar las largas filas que, por la desesperación de las personas, se hacen evidentes.

Preocupación. José Quiroz, distribuidor de gas en Ibarra, dijo que  “la gente piensa que estamos haciendo algo por la izquierda pero no es así; la gente se amontona para comprar y muchas veces se infiltran los contrabandistas”.
Hizo un llamado a las autoridades para que aumenten los controles, especialmente en el sector comercial, que usa el gas subsidiado.