Scouts: una vida en favor del planeta

Ibarra. Con el azul celeste, que representa a los lagos y lagunas y la bandera de la provincia en su cuello, los scouts del Grupo Taita Im-babura, cumplen su sueño de mantener el planeta en mejores condiciones de las que lo encontraron.

Este mes sus integrantes cumplieron 10 años, coincidencialmente cuando el movimiento nacional celebra 100 años en el país.

Para los niños y jóvenes, ser parte de este grupo, representa más que un cambio de vida, ya que aparte de compartir con otras personas que tienen sus mismos ideales, salen de la rutina y disfrutan de proyectos al aire libre y aportando con un ‘granito de arena’, con los sectores más necesitados.

Mario Córdova, líder del grupo Taita Imbabura, comenta que el requisito para ingresar es que los niños y jóvenes tengan ganas y actitud de querer hacer algo diferente. “Realizamos actividades al aire libre como caminatas, campamentos, ayuda social y talleres de primeros auxilios”, dijo, además de hacer la invitación para este sábado, en donde desarrollarán la sesión solemne y reconocimiento a los scouters fundadores del grupo: Diego Córdova, Diego Franco, Arturo Chalar, Amílcar Hernández y Gabriel Vaca. La cita será en Ibarra, en el auditorio Monseñor Leonidas Proaño, a partir de las 17:00.

Los integrantes de este grupo están divididos en cuatro unidades, quienes tienen de siete a 11 años son parte de ‘La manada’, y su lema es aprender jugando; los niños de 11 a 15 años forman parte de la ‘Unidad Scout, que aprenden haciendo; los adolescentes de 15 a 18 años son ‘Los caminantes’ y se enfocan más en proyectos y en generar una microempresa, y finalmente están ‘Los Roberts’, que son quienes se dedican netamente a realizar proyectos de ayuda social, económica y ambiental.

Labor. Mario Córdova comentó que han trabajado algún tiempo con el barrio La Primavera, durante las colonias vacacionales, intentando que los niños y jóvenes salgan de su rutina y evitando el consumo de drogas y alcohol.

“Así mismo intentamos rescatar las tradiciones como el trueque, iniciando con tres limones para cada chico y todo lo recolectado vamos y dejamos en el asilo de ancianos. Hace cuatro años coordinamos actividades con el Municipio en la Navidad y logramos llegar a sectores de escasos recursos. También trabajamos con el Fondo Ecuatoriano Popular Progresivo, en donde realizamos colonias vacacionales en la parroquia de Angochagua, con la participación de 50 chicos durante dos semanas. Además hemos sido parte del proyecto de cuidado ambiental ‘La hora del planeta’ con Emelnorte”, mencionó Córdova que forma parte de esta familia desde niño.

Vivencia. Para Bryan Cano, ser parte de los scouts le ha cambiado la vida. “Ingresé a los ochos años en Quito, pero nos vinimos a vivir a Ibarra cuando tenía 14 años. Esto te abre muchas puertas a nivel nacional e internacional, incluso en el ámbito laboral, cuando dices que eres scout el trato cambia totalmente”, agregó el futuro enfermero.

Además invitaron el viernes, a las 19:30, a la inauguración de una Casa Scout que es una especie de museo, ubicada en la calle Río Amazonas y Río Chimbo.

Los niños y jóvenes que forman parte del Grupo Taita Imbabura, se reúnen todos los sábados, en el parte Ciudad Blanca, de 15:00 a 18:00.
Las actividades en favor del planeta, como la reforestación y siembra de plantas, son uno de los objetivos del grupo.
Ríos, cascadas y montañas, son los parajes son visitados por los scouters cada fin de semana, durante las diferentes actividades.