Sátira y humor en el Bando Bando

p7f1‘Bando, Bando considerando que el año se está acabando. “que a papá le llevaron como invitado a la inauguración del nuevo adoquinado, de una calle de la acequia alta para arribita de Santa Bernardita, los comuneros organizaron todo un festín para asentar la calle con el nuevo adoquín, la comida que le dieron fue fenomenal, y la compartió con la delegación municipal, nunca se imaginaron al comer el mediano, que iban a terminar destrozados el ano. Papá al agradecer por las atenciones, sintió en el vientre ciertos retorcijones….

Calladito, se fue atrás del cerotal, donde encontró sufriendo a todo su personal.. sin aguantarse dijo, donde voy, ¡apuchica! La fila llegaba hasta la piedra lluchica…”, es parte de la chispa, el humor en las coplas y letanías burlescas que se recitaron.

DESFILE. “El Bando Bando va anunciando que la fiesta de fin de año va empezando”, una multitudinaria comparsa con disfrazados, mayoritariamente hombres, acompañaron al coplero, quien en sitios estratégicos, recitaba las coplas, que eran temas que ocurrieron en el transcurso del año que está por concluir.
En esta oportunidad el tema fueron los disturbios que protagonizaron en el partido entre el Pilahuín y el Delfín.

TRADICIÓN. Cuentan los mayores, que el monigote era quemado el 31 de diciembre en la Plaza Libertad, lo paseaban en una carretilla y en cada esquina recitaban las coplas de memoria. El coplero llevaba una hoja de col, simulando que era el pergamino donde tenía los decretos.
Esta tradición con el transcurrir de los años se ha ido afianzando y hoy la participación en el Bando Bando es multitudinaria. Con esta