“No hay que satanizar al Fondo Monetario Internacional”, dice economista

IBARRA.- En los actuales momentos el nuevo gobierno está encarrilado y debe cumplir sus propósitos para concretar el cambio ofrecido en áreas tan delicadas como la salud, la educación y sobre todo la superación de la crisis económica y social que afecta grandemente al país. Días atrás, EL NORTE dialogó con el economista ibarreño Carlos Dávila, para analizar la situación presente y futura de Ecuador.

El triunfo de Guillermo Lasso sorprendió a muchos, ¿a usted que le pareció?
Igualmente sorprendido porque las propuestas populistas del candidato de izquierda dieron a pensar que otro podía ser el resultado. Además el apoyo del correismo a esas propuestas todo apuntaba a que se iba para allá, aunque las propuestas eran imposibles de cumplir.

¿Qué fue lo que más llamó la atención del proceso eleccionario anterior?
El comportamiento del electorado de la Costa a favor de la una tendencia y la votación casi total de la Sierra a favor del candidato costeño Guillermo Lasso.

¿Cómo mira el presente y futuro económico del país?
Es muy complejo, porque la economía es un conjunto de equilibrios y el primero es el equilibrio fiscal. El igualar los ingresos con los egresos es el problema gravísimo que ha tenido el país durante la administración de Rafael Correa y de Lenín Moreno, quienes gastaron más de lo que han tenido que hacerlo.

¿El país está endeudado y eso complica la reactivación?
Simplemente eso nos ha traído deuda que no es más que la acumulación de déficit fiscales. Se gastaba más y luego se endeudaban para cubrir esas deudas y eso es lo que había hecho el Estado para tener una deuda prácticamente impagable de alrededor de 68 mil millones de dólares que además no nos permitía tener el apalancamiento financiero internacional debido a esas deudas.

¿Con el nuevo gobierno puede haber mejores respuestas?
Los multilaterales están actuando con muchísima responsabilidad social y humanitaria, porque globalmente se entiende que esta contingencia de la pandemia, desde luego que nos puede matar a todos, por tanto la respuesta es que tenemos que curarnos todos para salir adelante todos.

El país otra vez en las manos del FMI, ¿eso es malo?
No hay que satanizar al Fondo Monetario Internacional, al BID, a la CAF, que son organismos internacionales de otorgamiento de crétido multilaterales que otorgan una liquidez amplia y en este momento el FMI ha comunicado que está creando un fondo de 650 mil millones de dólares de derechos especiales de giro que que servirán para prestar.

¿Es una boya de salvación?
Jamas se ha visto en la historia una actuación tan grande y contundente del FMI, por lo cual espero que esos fondos sean prestados a una ínfima cantidad de interés y a largos plazos con la finalidad de que los países vuelvan a la normalidad económica una vez que se vaya superando la pandemia.