Santa Fe fue imbatible en Sangolquí

santafe
Ibarra.- Álex Salas, entrenador de la categoría sub 8 de la escuela Santa Fe de Ibarra, regresó del primer Torneo Nacional Rumiñahui 2018, organizado por la Federación Ecuatoriana de Mini Fútbol, con la sonrisa de oreja a oreja.

Esa delegación imbabureña alcanzó el título absoluto. Fueron tres intensos días que vivieron los pequeños deportistas junto al cuerpo técnico y padres de familia en las instalaciones del Independiente del Valle. “La categoría sub 8 pudo demostrar que tiene un buen nivel y se enfrentó a grandes exponentes”, dijo Salas.

 

Imparables.- El equipo terminó invicto. Se topó con escuelas de fútbol de Pichincha y Guayas. La final se desarrolló en el estadio de Rumiñahui donde hace de local el conjunto ‘Negriazul’ que juega en la primera división del balompié nacional.

En el grupo se registraron 12 clubes de todo el país. En el primer juego se enfrentó la escuela Santa Fe al equipo Naranjito de Guayas. El equipo imbabureño debutó y ganó 3×0. En el segundo compromiso triunfó esta vez ante el club Súper Chacra, anfitrión del torneo. El juego número tres fue ante Liga Deportiva Universitaria y finalizó con una goleada de 8×0. Con esos resultados clasificaron a cuartos de final.

En esa fase su primer rival fue la delegación denominada Márquez de Guayas. Con ese equipo Santa Fe sumó otro triunfo. Ya en semifinales los locales chocaron ante Liga de Quito SM. Al final logró el boleto para disputar el título luego de derrotar a los ‘Albos’ por 3 a 0.

Invictos y con la valla menos batida llegaron al último encuentro que se desarrolló en el estadio de Independiente del Valle.
Allí pelearon por la Copa con el equipo de la Federación Deportiva Nacional del Ecuador (Fedenador). Ese juego fue complicado. En el tiempo normal terminó el partido igualado 2×2.

Ese resultado obligó a definir el título por la vía de los lanzamientos de tiro penal bajo el sistema de Shoot out.
En ese formato los jugadores de la escuela Santa Fe fueron más efectivos y además contaron con su portero que se convirtió en el ‘tapa penales’. Se trata de Josué Morales, quien fue nominado como el mejor arquero del torneo en esa división. El marcador final fue 3×1.