Sancionado por un conducir un carro similar a un taxi

Ibarra. Decenas de taxistas, agentes civiles de tránsito y funcionarios de Movidelnor acudieron ante el juez Edison Cisneros, luego de que el conductor de un vehículo, que tiene características muy similares a un taxi, apelara una sanción.

Héctor A., fue sorprendido mientras conducía un vehículo Kia Rio amarillo, en Ibarra.

Según el agente civil de tránsito, Edison Álvarez, el ciudadano venía acompañado de tres personas y uno de ellos manifestó que le estaba haciendo una carrera por la que le cobraría 1,50 dólares. Al enterarse de esto, el agente retuvo al vehículo e informó que podría tratarse de un caso de taxismo informal.

Sin embargo el conductor y su hermano, Darwin A., propietario del auto, alegaron que estaban viajando junto a otro amigo, mientras planificaban un paseo familiar y que no existió el pasajero al que hace mención el uniformado.

Audiencia. Dentro del juzgamiento el agente de tránsito presentó como prueba el video del supuesto pasajero, además el abogado adjuntó al proceso la certificación que desmentía el legal cambio de color, supuestamente realizado en Quinindé, y que el automóvil involucrado anteriormente era plomo.

La versión fue alegada por el abogado defensor del acusado, quien mencionó que el carro fue comprado amarillo y que no han cometido ilegalidad alguna.

Luego de escuchar los alegatos, el juez decidió que sí existía responsabilidad en el conductor, quien fue sancionado con la disminución de 10 puntos en su licencia. Mientras que el propietario deberá pagar de multa dos salarios mínimos vitales y costear el inmediato cambio de color del automotor retenido.