Sánchez es un ejemplo de vida y superación

pag-11Margarita Sánchez es una guerrera de carne y hueso. Luce bien, está tranquila y segura que es una mujer ganadora en todo aspecto.

Ha driblado tres veces a la muerte que ha intentado llevársela. Dos cánceres de senos y una insuficiencia renal, no han sido obstáculo alguno para perder la fe. Su devoción a la Virgen del Carmen y al Señor de la Misericordia es su mejor motivación.

Hablar de cáncer hoy es hablar de transformación. Si bien todavía queda un largo camino para entender el mal en todas sus dimensiones, gracias a los avances médicos ya no es necesariamente un sinónimo de muerte. “Llevo una vida normal, gracias a Dios estoy bien”, lo dice con la seguridad del caso la señora de 55 años.

HISTORIA DE VIDA

Su lucha con la muerte, inició en 2009 cuando un cáncer de seno la sorprendió. Cinco años luchó con ello hasta que logró vencerlo. Una insuficiencia renal, producto de todo el tratamiento que vivió, fue el segundo obstáculo. Aunque esto será de por vida, Margarita, ya lo controló y no le tema.

“Me hago tres veces por semana el tratamiento, no me duele me siento bien”, destaca. de nuevo El año pasado le detectaron nuevamente este mal que no la ha podido derrotar. Desde ese momento, Margarita se animó para seguir ganando la guerra en esta batalla por sobrevivir. Antes los pacientes de cáncer vivían su enfermedad en silencio, pero hoy cada vez más deciden compartir su caso. A diferencia de otros casos, Margarita, no se ha ocultado. Quiere que su historia de vida, sea un ejemplo a otras mujeres que están pasando por la misma situación, en este momento.

“Ella es una verdadero ejemplo de vida. Está en el grupo de bailoterapia del barrio, es una mujer muy activa”, la destaca Martha Montero su vecina de la ciudadela Los Lagos, donde Margarita reside.