San Pablo fortalece a los centros de desarrollo

El inicio fiscal de labores en los diferentes Centros de Desarrollo Infantil (CDIs) se contempla con nuevos proyectos y actividades que involucran a educadores, niños y familias de toda la parroquia.

La técnica encargada Elena Quilumbaqui enfatiza la gran importancia que tiene el proyecto para alcanzar el desarrollo comunitario y educativo deseado por todas las familias.

Indica que este convenio es efectuado por el GAD Parroquial de San Pablo, presidido por el tnlgo. Amadeo Casco y el MIES con la abg. María Belén Jáuregui, coordinadora Zonal, cuyo trabajo se ejecuta con 243 niños de los cinco centros infantiles de la parroquia, en el barrio San Pablo, Araque, Abatag, Gualabí y Angla.

La técnica encargada indica que satisfacer las necesidades físicas, intelectuales y sociales de los niños y niñas menores de tres años, con la utilización de técnicas pedagógicas adecuadas en un ambiente cálido y seguro mediante el arte y juego es el objetivo primordial.

Para esto se contará con la intervención y participación de cada educador de los diferentes centros infantiles que se encuentran ubicados en las comunidades de Angla, Gualabí, Abatag, Araque y barrio San Pablo.

Quilumbaqui menciona que es un valioso aporte que brindan los educadores a los niños y niñas para la educación temprana, por tanto se ha visto sustancial el trabajo cooperativo con las familias.

Esto debido a que las familias están totalmente implicadas en el proceso de desarrollo del niño, entonces ven necesario trabajar de manera directa con las familias.

Se cuenta con 27 educadores, que no sólo cumplirán el rol para el fortalecimiento académico sino también se proyecta para la identidad y cultura, ya que es sustancial que la identidad de cada comunidad o pueblo no sea olvidada.

A través de los educadores de los centros de desarrollo se trabajan diferentes actividades en base a un eje transversal de arte y juego.

También se enfocado al psicomotricidad gruesa y fina, preparan para que los niños puedan desarrollarse y desenvolverse en un sistema de educación, de esta forma, generan una calidad de educación que fortalece el enriquecimiento del desarrollo físico y social de los niños y niñas creando hábitos positivos de sentimiento e higiene, esto, enfocado a formar personas con potencial alto.

Para contribuir a corto y largo plazo en el desarrollo infantil se ha logrado realizar este convenio interinstitucional entre el GAD Parroquial de San Pablo y el Ministerio de Inclusión Económica y Social.