San Isidro de Tanguarín

mauro aguirreA El barrio histórico de Tanguarín, perteneciente a la parroquia de San Antonio de Ibarra cada año honra a su patrono San Isidro Labrador con gran devoción, entusiasmo y participación tanto en la novena como en los actos culturales, sociales y deportivos. La directiva comunal, el párroco y el comité eclesiástico de pastoral de la nueva parroquia Jesús de Divina Misericordia han presentado a la feligresía local y más devotos el programa de invitación para celebrar la tradicional fiesta a su patrono San Isidro. La evangelización parroquial centrada en la Eucaristía, con las visitas y bendiciones de las familias realizadas por el párroco y seminaristas de “Nuestra Señora de la Esperanza”, se ha motivado a la comunión eclesial de todas las familias y en este mes de mayo se está realizando la práctica del rezo del Santo Rosario, confesiones y consejería familiar. En esta novena se ha escogido las reflexiones bíblicas del libro de Job y su confianza en el Dios Creador. Había en el país de Us un hombre llamado Job.  Era un hombre íntegro y recto, temeroso de Dios y alejado del mal. ¿No es acaso milicia la vida del hombre sobre la tierra, y sus días como las del jornalero? Conocer la vida ejemplar de San Isidro Labrador es contemplar la santidad que el alcanzó y así el Papa Gregorio XV un 11 de marzo de 1622 canonizo a Ignacio de Loyola, a Teresa de Ávila, Francisco Javier, Felipe Neri y a Isidro Labrador.  Isidro se hizo santo labrando la tierra, desde muy joven fue obligado a buscar este trabajo.  Como muchos campesinos de su tiempo, se levantaba a la madrugada para poder asistir a la santa misa antes de ir a trabajar y siendo víctima de la envidia de los otros trabajadores, Isidro aceptó serenamente la prueba sin protestar.  Un día el patrón lo sorprendió arrodillado rezando, pero también vio a un ángel que manejaba el arado y a otro que guiaba a los bueyes.  Isidro siempre repartía el trigo a los más necesitados, aún a los pájaros, a los que le iba dejando en el camino manotadas de trigo. En el barrio de Tanguarín la mayoría de las familias se dedica al trabajo agrícola y ganadero.  También existen muchos hábiles artesanos, comerciantes y destacados profesionales.  El domingo 19 de mayo Monseñor Valter Maggi, presidirá la misa de fiesta, con la solemne procesión por las calles de este lugar. 

P. Mauro Aguirre T.
      Especial para diario EL NORTE