Salvado por un policía

p47f1Un hombre agradeció a la Policía y médicos del Hospital San Vicente de Paúl luego que él estuvo a punto de perder su brazo izquierdo en un accidente. Luego de su segunda operación está seguro que el cabo José Jiménez le salvó el brazo y la vida.

Historia. Pedro Torres, relata que el pasado 22 de febrero alrededor de las 16:00 sufrió un accidente. La curiosidad lo llevó meter la mano en la parte posterior de un tractor agrícola. En cuestión de segundos su brazo quedó colgado y sostenido por un poco de piel y los huesos estaban expuestos, explicó el hombre de 55 años.
Aquel trágico día, Pedro, junto a su esposa Susana Meneses y su hija de 26 años disfrutaban de un día ameno.
Pedro usaba un guante el cual se enredó en el toma fuerza del tractor.
Susana, su esposa, estaba a unos 15 pasos relató. En ese momento llamó a su amada para que le traslade al Hospital.
Conducir para Susana no es habitual, “rara vez maneja” dijo Pedro.
Arrojando grandes cantidades de sangre la familia subió al vehículo de Pedro, y Susana condujo aproximadamente 8 minutos desde la hacienda hasta el control de Mascarilla.
La mujer llena de desesperación al ver a su esposo que se desangraba y con el brazo colgado realizó una maniobra peligrosa. Por esta razón un agente llamó la atención a Susana. Bastaron ‘dos palabras’ para que el cabo de Policía José Jiménez comprenda la emergencia y él trasladó a Pedro al hospital. Su rapidez, salvó el brazo y posiblemente la vida del padre de familia.