‘Salir del alcoholismo es complicado’

Ibarra. Fernando T. tiene 27 años y pasó por distintas situaciones que al final lo hicieron más fuerte, él decidió hacer un cambio radical en su vida y convertirse en un hombre diferente.

Relato. El gusto por beber alcohol empezó cuando tenía 20 años, Fernando se convirtió en padre a los 18, pero aseguró que ha pasado por graves problemas con su novia. ‘Tenía discusiones fuertes con mi novia, peleábamos por cualquier cosa, yo me salía con mis amigos del barrio y empezábamos a tomar cerveza y luego ya era licor fuerte, a la final eso me hacía sentir mejor, me olvidaba de todos los problemas con Karina’, aseguró.

Contó haber pasado varias noches en la policía detenido por peleas, por vagancia, conoció personas agradables y también tuvo enemigos por cosas que no tienen sentido. Hoy a sus 27 años ha podido tener una mejor vida, sigue con su pareja a la que agradece estar siempre a su lado.

Junto a su hija y a Karina han construido una familia muy creyente en Dios, Fernando ha pasado por algunas terapias y centros de rehabilitación fuera de la ciudad que le han ayudado para su cambio.

‘Es muy difícil dejar el alcohol cuando ya te acostumbraste a eso, cuando ya fue parte de tu vida, pero con mucho esfuerzo si lo puedes lograr, soy feliz junto a mi familia’.