Sacerdote en Atuntaqui fue víctima de robo

Vidrios rotos de una de las ventadas laterales de su vehículo fue la novedad con la que se encontró  la tarde de ayer un sacerdote de Atuntaqui cuando unos delincuentes se la habrían sustraído partes de su camioneta mientras el religioso cumplía con sus actividades.
El hecho ocurrió en la  parroquia San José de Atuntaqui, cuando el vidrio posterior de una camioneta marca Toyota fue roto y del auto se llevador el computador del vehículo, el tablero, el aíre acondicionado y hasta algunos elementos litúrgicos.
El robo se produjo a las 18:00.”Hemos sido presa fácil de la delincuencia en nuestra parroquia San José de Atuntaqui, en el convento San Bernardino de Siena, donde los amigos de lo ajeno no dan tregua rompiendo uno de los parabrisas del vehículo” escribió el padre Freddy Sucuzhañay, párroco de la localidad, localizada a cinco minutos de la Panamericana E35.
“Los daños podrían legar a seis mil dólares” manifestó el padre Freddy al tiempo que llamó a la oración y a la unión de todos los ciudadanos para evitar ser engañados por los delincuentes.