Rutinas de una alta intensidad

Ibarra. Si deseas tonificar tu cuerpo y fortalecer tus músculos mientras quemas grasa, pero quieres evitar las sesiones maratonianas de gimnasio, el HIIT es el entrenamiento ideal para ti.

¿Qué es? El término HIIT proviene del concepto en inglés High Intensity Interval Training, es decir, Entrenamiento Interválico de Alta Intensidad.

Podríamos definirlo como periodos repetidos de ejercicio de alta intensidad desarrollados a la máxima velocidad o potencia intercalados con periodos de ejercicio de baja intensidad o reposo absoluto.

Efectivo. El entrenador deportivo, Gonzalo Villalba, dice que uno de los aspectos más llamativos es que 15 minutos de HIIT proporcionan un mayor gasto calórico que 30 minutos de running. Además, se quema más grasa durante las siguientes 24 horas tras esos 15 minutos que después de una hora de carrera. El entrenamiento de alta intensidad provoca que el cuerpo, al no estar acostumbrado a esa actividad, reorganice su metabolismo para que utilice los ácidos grasos como fuente de energía, algo que apenas se consigue con entrenamientos tradicionales.

Y precisamente buscando en internet podemos leer que esto acredita el American College of Sports, organismo que también aseguró que dos semanas de HIIT equivalen a entre seis y ocho de los entrenamientos de resistencia.

“El HIIT es aplicable a diferentes actividades (bicicleta, pesas, cinta, entrenamiento en suspensión, etc…) y permite ir variando los ejercicios, los tiempos de descanso y actividad”, dice el experto y añade que algo que notarás sea cual sea tu actividad, es que el entrenamiento HIIT es muy concentrado durante el tiempo que dura la sesión, por lo que aprovecharás los minutos al máximo.

Más beneficios. Uno de los aspectos más complicados a la hora de tratar de adelgazar es encontrar el equilibrio entre perder peso y no perder masa muscular, lo que suele ocurrir cuando se hace el trabajo cardiovascular habitual. En cambio, el HIIT proporciona la fórmula perfecta, ya que se consigue quemar hasta el triple de grasa sin que suponga una pérdida de la musculatura.

Investigaciones. De acuerdo con un estudio de Little y Gibala en 2006, se produce una gran mejora de la capacidad cardiaca tras realizar HIIT. El resultado fue que los sujetos de la investigación eran capaces de pedalear el doble manteniendo el mismo ritmo cardiaco que tenían mientras realizaban entrenamientos comunes, es decir, antes de probar el de alta intensidad.

Contraindicaciones. Por supuesto, el HIIT tiene una serie de contraindicaciones que no recomiendan su práctica. Por ejemplo, si se está llevando una dieta hipocalórica (bajas calorías) realizar ejercicios de alta intensidad puede provocar mareos e, incluso, la pérdida del conocimiento, puesto que existe una falta de glucógeno en el cuerpo.

Las articulaciones y los tendones tienen una carga de trabajo muy elevada con los entrenamientos de alta intensidad.

El HIIT estimula la producción de la hormona de crecimiento hasta en un 450 por ciento durante las 24 horas después de haber terminado su entrenamiento. Esta hormona no es solo responsable mayor quema de calorías sino que también ralentiza el envejecimiento.
Las nuevas tendencias del fitness amplían las herramientas para mejorar las cualidades y capacidades físicas de las personas que deciden entrenar. Se ha comprobado su efectividad.