Runakay, la noche de todos los runas

p6OTAVALO. Un aproximado de 5.000  personas se dieron cita, la noche del pasado domingo, al evento en el que todos los asistentes, vistiendo sus mejores trajes, afirman su sentido de ser runa por esa noche. Este evento es el Runakay.

Evento. Un equipo conformado por cien personas fueron los encargados de organizar la décimo quinta edición de este evento en el que, según Turico Lema, coordinador general del programa, ‘se intenta revalorizar y rescatar lo que se está perdiendo de nuestra cultura’.

Cultura. Para José Manuel Quimbo, concejal de Otavalo, el evento tiene mucho contenido cultural. ‘El Runakay no es ser runa por una noche, es una reafirmación de ser runa. Es cierto que estamos cayendo en que esto se está convirtiendo en una noche de ‘halloween’, en la que muchos jóvenes solamente son runas por esta noche, pero no debe ser así. Este es un proceso permanente en el que hay que trabajar’, aseguró.

Planificación. Al igual que Quimbo, la vicealcaldesa de Otavalo, Ercilia Castañeda, también manifestó que el evento es importante para el fortalecimiento cultural. ‘No obstante hay que hacer un trabajo permanente para que, sobre todo con las nuevas generaciones. Tenemos considerado, dentro de la planificación municipal el trabajo de recuperación del idioma, vestimenta y festividades’, señaló.

Visitantes. Mestizos, extranjeros y kichwas de diferentes pueblos del país se dieron cita a este evento en el que se presentaron artistas locales. María José Yépez, junto a un grupo de estudiantes de antropología de la Universidad Católica, llegaron al Runakay portando la vestimenta de las mujeres kichwas otavalo. ‘Es una forma de integrarnos a esta cultura. El Runakay deja un mensaje de integridad, para que la gente se sienta parte de la fiesta del pawkar raymi’, dijo la estudiante.