Rumichaca refleja la angustia humana

Tulcán. Aproximadamente han ingresado por el puente internacional de Rumi-chaca, en los últimos días, un promedio de 2 500 per-sonas a diario, en situación de movilidad humana. Son varios venezolanos que tienen muchas historias que contar.

Rumbo a Perú. Llegar a Rumichaca es observar una difícil realidad que viven los venezolanos.

“Tuve que salir de mi país porque mi niña tiene problemas cardiovasculares y la situación económica allá no es la mejor, por lo que me vi en la obligación de venirme y dejarlo todo”, expresó Ninoska Acevedo, que llegó de Caracas acompañada por sus dos hijos. Su meta es ir a Perú.

Reunir familias. Otra de las venezolanas que arribó al país y que prefirió reservar su nombre dijo que llegó con su hijo y su nieto. Los motivos de estar en Ecua-dor es de reunir a su nieto con su hija.

“Es un encuentro. Mi hija lleva un año en Perú y lo que más anhela es reencontrarse con su hijo. Mi meta es poder llegar a ese país y poder conseguir empleo y estar estables juntos como familia”, dijo la ciudadana extranjera.

Llegar Chile. Aralinis Suárez, de Puerto La Cruz, Venezuela, llegó al país acompañada por su esposo y sus tres hijos de 4, 13 y 17 años.

Ella dijo: “La situación económica de Venezuela está muy difícil.

Todo está muy caro. Ganamos en Bolívares pero todo te cuesta en dólares”, expresó la venezolana que tiene como sueño llegar a Chile.