Rubro de descuentos a jubilados no serán devueltos

Ibarra. La lucha de los jubilados por sus derechos no deja de ser constante.

Tras conocerse la suspensión de la retención del 2,76% de las pensiones de los jubilados y pensionistas, del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), para financiar las decimotercera y decimocuarta pensiones y el auxilio funerario, aún hay temas pendientes.

Medida no retroactiva. Aunque en el fallo de la Corte Constitucional determinó que el descuento, establecido desde 2015, durante el régimen de Rafael Correa, era inconstitucional, los jueces establecieron que la medida no es retroactiva, por lo que no habrá devolución de valores cobrados anteriormente.

Dinero perdido. “No nos van a devolver. Lo que se ha logrado es solo que no nos descuenten desde 2020. Regalamos nuestra plata porque la pensión no es bondad ni dádiva de nadie, es nuestro trabajo mensual que aportamos mes a mes. Como yo siempre digo en las asambleas, el IESS no es del Gobierno sino de los afiliados y de los jubilados”, dijo Aníbal Mo-ra, Dirigente de los jubilados de Imbabura.

Con esto concuerda Carlos Vélez, asesor jurídico de la Federación de Jubilados, quien dice que para la devolución de los rubros se necesitaría una dura lucha. “A pesar de todo es un logro y fue una lucha por cada una de las organizaciones de los jubilados y de los futuros jubilados, gente que está a días de jubilarse. Es una conquista muy seria para todos”, enfatizó.

Problema. Otra de las problemáticas es que, según explicó Mora, en el artículo 369 de la Constitución establece que se si el IESS crea un nuevo servicio el financiamiento debe estar contemplado. “Si se atiende a los hijos de los afiliados hasta los 18 años, el Go-bierno deberían decir aquí está la plata. Porque la ley dice pero no pusieron un centavo No está mal que se atienda a los niños y jóvenes, está muy bien, pero cumpla la ley poniendo el dinero en la caja del IESS”, detalló Mora.

PIDEN VELAR POR LA ESTABILIDAD LABORAL

Carlos Vélez, jubilado y profesional en la rama de salud y derecho, dio a conocer su preocupación con respecto a la situación del personal que labora en los hospitales del IESS.

Preocupación.- “De todos los funcionarios que hay, más de la mitad no están con la estabilidad correspondiente, es decir, con el concurso de méritos correspondiente para que tengan la estabilidad permanente”, dijo.

Añadió que desde hace aproximadamente unos nueve años, las vacantes de quienes se han jubilado o han fallecido mientras aún cumplía sus labores, no se han cubierto. “Le hago un reclamo al Gobierno directamente porque es el responsable de ese tipo de actitudes y decisiones”, explicó.

Hospital de Ibarra.

En cuanto al Hospital de Ibarra, que atiende a personas de toda la zona 1 (Imbabura, Carchi, Esmeraldas y Sucumbíos), Vélez dijo que es tiempo de que se empiece a trabajar en un hospital de tercer nivel. “Tenemos alrededor de 150 camas para la atención de afiliados y jubilados de todas estas provincias.

Mínimo debería ser de unas 600 camas para una mejor atención”, mencionó.

En una entrevista previa, Gabriela Rubio, directora administrativa del hospital, mencionó que entre los objetivos es lograr este crecimiento para la institución con la finalidad de evitar la saturación que existe actualmente.