Rosita Carlosama, dirigente indígena, resolución sobre el decreto 883