Rosalía Arteaga: “La corrupción de Ecuador se escribe con mayúsculas”

rosalia
Otavalo
.- “La mujer y la democracia deben ser un binomio inseparable”. La frase la lanza Rosalía Arteaga, política cuencana, quien ayer brindó una conferencia en la Universidad de Otavalo.

El auditorio Cotama lució lleno. Arteaga, presidenta de Ecuador por unas horas tras el derrocamiento de Abdalá Bucaram invitó a las mujeres a tener una participación más activa en la sociedad. A luchar por los derechos y la igualdad de condiciones.

¿Podemos hablar que el Ecuador actual es más corrupto que el Ecuador de antes.?

Me gustaría decir que sí, por qué eso quería decir que hemos mejorado. No hemos mejorado. La corrupción de ahora está escrita con mayúsculas y hemos llegado a una situación grave. Esto sumado al derroche de los fondos del estado. Mire casos como Odebrecht, Cayapas, Senain y en las distintas instituciones del estado. Es una situación muy preocupante.

¿Qué quiere decir con esto?

La corrupción se ha incrementado en estos últimos años en lugar de decrecer. Realmente es preocupante, pues la gente sigue pensando que el más corrupto es el más exitoso.

¿Y cómo contrarrestar esto?

Yo creo que debe ponerse en vigencia, urgentemente una Ley de Devolución de activos. Esto es para que las personas que han cometido actos de corrupción devuelvan sus bienes. Muchas veces están 2 o 3 años presos y luego salen a disfrutar de todos los millones que han robado. Tienen que quitarse no solo el dinero mal habido, sino su patrimonio.

¿Cuál cree es la situación actual del país?

Estamos en un país donde desgraciadamente esa bonanza económica que tuvimos en los últimos 10 años no significó mejoras sustanciales para el convivir democrático y para la vida de los ecuatorianos.

¿Se mantiene en qué por su condición de mujer no pudo ser la presidenta del país?

Me reafirmo. Ejercí la presidencia por muy pocos días, pero por ser mujer no pude mantenerme hasta el año 2000 como era lo que correspondía, de acuerdo a la constitución de la época. Esto se pone de relieve nuevamente cuando las mujeres somos soslayas de posiciones por el hecho de ser mujeres.

¿Qué se les puede decir a las mujeres que luchan por la igualdad?

Que no se dejen. Deben seguir luchando, que no esperen que les venga desde afuera el auxilio. Ellas deben estar conscientes que son personas que valen la pena. Instituciones como el Municipio y la Universidad son las que dan esa fortaleza a la mujer.

¿Qué opina del accionar de algunas mujeres que han llegado a las altas esferas del gobierno? 

Algunitas no me gustan para nada, no importan que sean de Imbabura. Ellas se auto calificaron de sumisas y yo jamás me hubiera calificado así. Es ponerse un peldaño atrás del capo, que era el entonces Presidente de la República, pues ahora ya aparece como capo de toda esa delincuencia que ha estado institucionalizada en el país. Yo no me sentí representada por las autoridades de ese momento en la Asamblea.

¿Y por las de ahora?

Hay que esperar que se desarrollen. Pero las vamos a estar mirando para que se desenvuelvan bien.