Rosa Vallejo, medio siglo en medio de frutas

frutasIBARRA. Medio siglo ha pasado Rosa Elena Vallejo endulzando la vida de las personas, pero no lo hace con caramelos, ni chocolates, tampoco con colorantes, lo hace con frutas frescas que las vende a todos y quienes pasan por su puesto.

Algo de su historia. Ella nació en San Gabriel (Carchi), pero cuando era aún una adolescente salió de su tierra natal y se radicó en Ibarra. Rosa cuenta que vende frutas desde los 22 años de edad, al momento ella tiene 73.
“Yo vendía antes en el sector de La Merced, allí era la parada de buses (terminal) interprovinciales, allí vendí algunos años, luego pasé a vender mis frutas a donde ahora es el Supermaxi, en ese lugar también funcionó el terminal terrestre por algún tiempo”, dice Rosa Elena, mientras arregla sus chirimoyas que se exhiben en una mesa de su puesto ubicado en la miniterminal del Mercado Mayorista de Ibarra.

Madre de familia responsable. Rosa es madre de cuatro hijos, dos hombres y dos mujeres, ella asegura que desde muy pequeña aprendió a trabajar. “Como en todo hay momentos buenos y malos, por ejemplo ahora las frutas están caras, claro todo depende de la temporada”, dice la mujer de la tercera edad, quien manifestó que su labor la mayoría de veces las empieza a las 07:00.

Su actual lugar de trabajo. “Yo estoy aquí en la parada de la mini terminal del Mayorista ya casi 5 años”, dice Rosa, mientras saluda a su nieta que la visita momentáneamente y le regala un fruta. Su puesto de venta está conformado por una mesa de madera, un techo improvisado que le protege de la inclemencia del tiempo y una silla en la que espera a los clientes, que en su mayoría, son pasajeros que viajan al norte del país y que muchos de ellos ya la identifican.