Roglic estrena el maillot rojo en La Vuelta y Carapaz mejora su crono

Burgos (EFE).- El esloveno Primoz Roglic (Jumbo Visma) hizo honor a su reciente titulo de campeón olímpico contrarreloj y a su condición de doble ganador de la Vuelta con un monumental triunfo en la crono inicial disputada, este sábado 14 de agosto, en Burgos sobre un recorrido de 7,1 km que le permitió volver a enfundarse el maillot rojo un año después. En tanto que en el arranque de la competencia Richard Carapaz demostró que está listo para romper sus tiempos de crono.

Con la presencia de cuatro tricolores, otro hecho histórico para el ciclismo ecuatoriano, arrancó la edición número 76 de La Vuelta con una contrarreloj individual (CRI) de 7.1 kilómetros.

Una etapa muy rápida, donde los cuatro tricolores estuvieron siendo protagonistas. Se trata de Jefferson Cepeda Hernández (Caja Rural-Seguros RGA), Jhonatan Narváez (Ineos Grenadiers), Jhonatan Caicedo ( Education-Nipo) y Richard Carapaz Montenegro (Ineos Grenadiers).

El primero en entrar en acción fue Jonathan Caicedo, quien completó el recorrido en 9 minutos y 15 segundos.
Cepeda, el segundo ecuatoriano en participar en la contrarreloj de ayer, cubrió los 7.1 kilómetros en 9 minutos y 36 segundos.
Luego llegó el turno para Jhonatan Narváez, uno de los gregarios de lujo que tiene el equipo británico en la ronda española. El “Lagarto” paró el cronómetro en 9 minutos y 18 segundos.

El actual campeón olímpico en la modalidad de ruta, el carchense Richard Carapaz Montenegro, fue el último de los pedalistas ecuatorianos en partir. ‘La Locomotora del Carchi’, quien es uno de los favoritos para hacerse con esta edición de La Vuelta a España, cronometró un tiempo de 8 minutos y 57 segundos. Ese tiempo le bastó para ser el corredor ecuatoriano más rápido en el arranque de La Vuelta a España 2021.

“Richie” terminó en el puesto 35 de la clasificación general al final de la primera etapa.

Su rival a vencer

Roglic, de 31 años, estuvo implacable, arriesgó y cumplió el pronóstico que le daba vencedor. Con un tiempo de 8.32 minutos, a una media de 49,8 km, quitó a última hora el caramelo de la boca al español Alex Aranburu (Astana), el hombre sorpresa de la crono, superado in extremis por 6 segundos. No tuvo piedad Roglic. Hundió las ilusiones del ciclista guipuzcoano, quien vio desde la silla caliente cómo el doble campeón de la Vuelta entraba como una exhalación en la meta, superando un registro que aguantó casi toda la tarde.

La tercera plaza fue para oro esloveno, Jan Tratnik (Bahrain), a 8 segundos. Ambicioso como siempre, Roglic empezó marcando territorio en una crono en la que no hubo destrozos, pero sí algunas diferencias preocupantes para sus rivales directos.

Enric Mas aguantó bien el tipo cediendo 15 segundos. El balear, quien a punto estuvo se caerse, fue el mejor de la lista de candidatos. Adam Yates, “Supermán” López, Sivakov y el ecuatoriano Richard Carapaz entraron en un segmento de 5 segundos, y Alejandro Valverde y el colombiano Egan Bernal, en principio el gran rival de Roglic, a 27.

No tuvo su mejor tarde Mikel Landa, quien se dejó en la crono 39 segundos.