Rodrigo Paz se opone al aumento de foráneos en el campeonato

Quito. No son momentos fáciles de asimilar en el fútbol ecuatoriano. Con los clubes a cargo de la batuta de las decisiones del torneo local, las nuevas regulaciones lucen más ‘innovadoras’, pero da la impresión que no se miden consecuencias.

‘Tener cinco extranjeros por equipo es un error muy grande que nos va a terminar afectando. No van a bajar los costos de los jugadores nacionales’, expresó Rodrigo Paz, presidente vitalicio de Liga de Quito, en diálogo con Radio La Red.

La frase de Rodrigo Paz se opone a la de su hijo Esteban que, al mando de la Comisión de Fútbol azucena, fue uno de los principales impulsadores de la idea de tener cinco extranjeros a partir de 2019.

Además, el aumento de los cupos de foráneos provocaría cambios en clubes con un arraigo localista histórico como El Nacional. Un sector de los asociados del cuadro criollo buscaría romper el paradigma y forzar para que el club incluya a los foráneos en su plantilla.