Robles responde a Benavides sobre la deuda

Tulcán. Nueve días luego de que el alcalde Cristian Benavides presentara un informe general sobre cómo recibió la Alcaldía de Tulcán, por parte de la administración de Julio Robles, el exalcalde respondió a la información transparentada por Benavides, particularmente en el tema económico.

La deuda. Con una rueda de prensa, acompañado por quienes fueron sus principales colaboradores, Robles, recalcó que la deuda de 31 millones de dólares citada por el alcalde Benavides no sería una cifra correcta.

“Documentadamente me permito indicar a la ciudadanía que la deuda que se reporta al 14 de mayo de 2019 es de 10 millones 592 mil 409 dólares con 95 centavos”. La cifra, detalló, corresponde al total de rubros pendientes según el siguiente desglose: créditos (BEDE-Imbavial), obras con recursos propios, proveedores, procesos de pago, expropiaciones.

La explicación de Robles diferencia que las obligaciones que el Municipio contrae bajo autorización del Concejo y que se asumen con recursos propios de la Alcaldía no son deuda. “Se mezcló y confundió entre endeudamiento y compromisos debidamente certificados con plata propia de la municipalidad, que en el tiempo, tal como estaba previsto en el flujo de caja, tienen la posibilidad de irse cumpliendo e irse pagando”. En este punto citó por ejemplo que los pagos pendientes a proveedores serían 27 por un monto de 377 mil dólares y no 67 por más de dos millones como indicó el alcalde Benavides. “Tulcaneños, esto no le aclaro al alcalde, le aclaro al pueblo de Tulcán”.

Otros puntos. Entre otros temas se refirió por ejemplo al proyecto de contenerización que la actual administración calificó de no viable. Citó que debía ser implementado por fases desde la Argentina al redondel El Minguero, incluyendo en la segunda etapa la remodelación del parque automotor para un sistema óptimo de recolección de contenedores.

Crédito sin desembolsar. Un tema que llamó la atención es que un crédito de 3.9 millones que se gestionó ante el Banco de Desarrollo y que fue aprobado para el cambio de la línea de conducción de agua potable de Tulcán y que fue aprobado no es aún desembolsado. Según Robles por presiones políticas, pues hay un acuerdo anterior entre el BEDE y la Alcaldía. El dinero no es aún desembolsado en palabras del exalcalde ‘por falta de voluntad política’. Agregó que en este caso la Contraloría concluyó que no hay impedimento para que el BEDE cumpla el compromiso de financiar la obra.

Actualmente por solicitud del alcalde Cristian Benavides, toda la municipalidad será intervenida por la Contraloría General del Es-tado.

Julio Robles, exalcalde de Tulcán (c) informó junto a su equipo de colabores sobre la deuda que el Municipio de Tulcán tendría. Según su documentación serían 10 millones 592 mil 409 dólares con 95 centavos.
El 17 de junio, el alcalde Cristian Benavides (c) con su equipo, transparentó la situación en que recibió el Municipio de Tulcán.