Ritual purificador en el Kulla Raymi

Ibarra. La celebración del Kuya Raymi, organizado por el Pueblo Kichwa Ka-ranki tuvo lugar en el parque Pedro Moncayo.

Para la ceremonia inaugural se escogieron las mejores semillas, las mismas que irán a la tierra y se encargarán de germinar el año próximo.

Importancia. Jaime Gua-mán, quien estuvo a cargo de la ceremonia de apertura, dijo que en esta celebración se evidencian los saberes ancestrales, la espiritualidad y se pone en valor una tradición milenaria que aún se practica y es necesaria para mantener vivas las raíces.

Mujeres. Por su parte, Rosa Carlosama, participante del evento, dijo que este mes es especial para las mujeres y en las diferentes comunidades se preparan para poder sembrar todas las semillas para que el próximo año se puedan cosechar. En esta fiesta se realiza el ritual de la luna y la tierra como elementos de la fecundidad.

Se celebra en homenaje al género femenino, básicamente a la Pachamama o Madre Tierra quien se prepara para recibir la semilla del maíz, que dará la vida a este producto que es el alimento básico del pueblo andino.

Es también la fiesta de la belleza femenina, de sus valores y su reconocimiento al soporte espiritual y físico a la cultura indígena.

Cultivos amenazados. En la actualidad, este ritual es mucho más importante debido a que los cultivos están amenazados por la contaminación, el calentamientos global y todo lo que abarca esta problemática.

“En estos últimos años, por más que cuidamos a nuestras semillas, el ambiente está contaminado. Existen muchas plagas que desconocemos porque nunca hubo en el campo entonces algunos compañeros tratan de usar fungicidas y por eso estamos en la lucha para continuar con lo natural”, dijo Rosa.