Ritual de purificación por querer robar

Otavalo. “Todos somos humanos, no me humillen así”, dijo Luis Fernando M., mientras era sometido a la justicia indígena en el mercado 24 de Mayo.

El ciudadano se habría robado dos sartas de cangrejos del puesto de Neptalí García, quien decidió correr tras el sujeto hasta atraparlo.

Sin embargo, según los comerciantes esta no sería la primera vez que Luis comete un delito, ya que anteriormente se llevó también teléfonos celulares.

Afectación. Neptalí vende mariscos en el puesto 82 del mercado, “yo estaba ocupado atendiendo a un cliente y luego vino el señor y se me llevó dos sartas de cangrejo”, contó el afectado. A Luis lo lograron detener en la vía a Quichinche.

Neptalí señaló también que el sujeto se iba llevando más de lo que gana en el día (de 18 a 20 dólares).

Ortiga y agua con hielo recibió de castigo Luis. Fernando Maigua, secretario del Cabildo Kichwa Otavalo, explicó que acudieron al sitio por un llamado de la ciudadanía, “ellos optaron por detener al delincuente para que se le realice la justicia indígena”, mencionó. Durante el proceso los directivos del Cabildo tomaron las versiones de la parte afectada y del supuesto delincuente.

Antes de aplicarle la justicia indígena también se convocó a una asamblea con los comerciantes para luego hacer el ritual de purificación.

Proceso. Washington Vela, presidente de la Asociación de Vendedores del mercado 24 de Mayo, añadió que el sospechoso sufre de muchos problemas y es reincidente, ya que ha robado teléfonos, electrodomésticos e incluso tanques de gas. “Tenemos cámaras de vigilancia, los videos se han enviado a la Policía pero solo lo detienen por horas y lo mandan enseguida”.