El rey representará a España en la toma de posesión de Guillermo Lasso

Madrid (EFE).- Felipe VI representará a España en los actos de la toma de posesión del nuevo presidente de Ecuador, el conservador Guillermo Lasso, el próximo día 24, en Quito, cuando relevará en el poder a Lenín Moreno.

El rey volará a Ecuador este domingo acompañado por la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, informó hoy este Ministerio.

En la toma de posesión de Lasso estará también, al margen de la delegación oficial, el líder del conservador Partido Popular, Pablo Casado, que mantiene una relación de amistad desde hace más de una década con el político ecuatoriano, y lo invitó al acto.

Junto a Felipe VI, van a estar en la toma de posesión otros mandatarios de América Latina, como el de Chile, Sebastián Piñera; Colombia, Iván Duque; Brasil, Jair Bolsonaro; Uruguay, Luis Lacalle; y República Dominicana, Luis Abinader, entre otros.

La última vez en la que el rey estuvo en la investidura de un presidente iberoamericano fue en la del boliviano Luis Arce, el pasado mes de noviembre.

El relevo en el poder en Ecuador tiene lugar en medio de la crisis económica, social y sanitaria generada por la pandemia de la COVID-19, que ha dejado hasta el momento cerca de 15.000 fallecidos y más de 410.000 personas contagiadas en el país latinoamericano.

Lasso ganó con el 52,36 % de los sufragios en las elecciones celebradas el pasado 11 de abril, frente a Andrés Arauz, cercano al expresidente Rafael Correa, que obtuvo el 47,64 % de los votos en la votación del pasado mes de abril.

El exbanquero ecuatoriano, de 65 años, consiguió la victoria en las urnas al tercer intento y se convierte en el primer mandatario de derecha que dirigirá el país desde 2003.

Es la primera ocasión en la que Felipe VI acude a una investidura en Ecuador desde que es rey (2014), puesto que a la de Moreno en 2017 asistió la presidenta del Congreso, Ana Pastor.

Sí estuvo en las de Rafael Correa, en 2013 y 2009, y en las de Lucio Gutiérrez (2003), Jamil Mahuad (1998) y Abdalán Bucaram (1996), pero como príncipe heredero.