Reviven su fe con una extensa caminata

Ibarra. “Al llegar solo me daba una alegría de que alcancé la meta. Sentí mucha fe, con mi esposo nos abrazamos y dijimos lo logramos. La virgencita nos a-brazó y nos dio una paz que hasta ahorita tengo”, relató Jenny Pozo, al recordar su experiencia luego de la peregrinación a la Virgen de El Quinche.

La ibarreña recuerda que salió a su travesía religiosa a las 19:00 y llegó al santuario de El Quinche al siguiente día, a las 06:00. El viaje lo realizó junto a su esposo, lo único que pedían a la virgen es que curara a su hija y, aseguran, que su gran fe les hizo el milagro.

“Recuerdo que lo más lindo fue que, en medio de una pequeña lluvia, apareció una estrella fugaz”, finalizó Jenny con nostalgia.

La mujer asegura que, aunque valió la pena, pensaría antes de repetir el viaje, ya que cuando realizó la peregrinación, hace tres años, no existía la seguridad necesaria.

Contingencia. Este año la peregrinación se realizará por los 417 años de las fiestas en honor a la Virgen de El Quinche, desde las 18:00 del viernes 16 de noviembre hasta las 04:00 del sábado y, desde las 18:00 del sábado 17 de noviembre hasta las las 04:00 del domingo 18.

Se busca precautelar la seguridad de las personas que caminarán hasta el santuario del mismo nombre.

Según los organizadores, los devotos contarán este año con tres rutas para las caminatas que se realizarán a partir de 17:00 a 04:00.

Ruta 1: Calderón – El Quin-che: 28, 9 kilómetros.

Ruta 2: Colibrí – El Quin-che, con 21, 3 km.

Ruta 3: Y de Cusubamba – El Quinche: 8, 3 km.

Desde el sector de Calderón hasta El Quinche, la Pana-mericana E-35 se convertirá en peatonal durante el recorrido católico desde la noche del viernes.

Seguridad. Andrés Flores, jefe de Tránsito del Distrito Valle del Amanecer, mencionó que aún no reciben disposiciones de cuándo iniciar el control y la supervisión de todo el eje vial y que trabajarán, con el contingente, en los diferentes puestos de servicio y auxilio, con cuatro patrulleros y 13 motos en el redondel de Cajas, González Suárez, Espejo, La Magdalena, Ca-rabuela, San Roque, semáforo de Atuntaqui, Nata-buela y Chaltura.

Los devotos deben llevar ropa adecuada, caminar en grupo, no estar bajo influencia de alcohol u otras sustancias y no llevar a niños.
La seguridad, orden y salud de los caminantes estarán a cargo de 2 500 servidores municipales del Municipio de Quito.