Reubicación de institución educativa en Ibarra genera malestar

Mientras las autoridades del Distrito de Educación y el director del Centro de Privación de Libertad de Personas Adultas Varones de Ibarra, mantenían un diálogo en el bloque 2 de la Unidad Educativa 28 de Septiembre, los padres de familia protestaban en contra de la reubicación en la parte exterior.

Que sus hijos sean trasladados a la antigua infraestructura de la Unidad Educativa Sevilla León, les provoca malestar a los padres, quienes se niegan a dejar el bloque 2 de la institución que está al lado de la cárcel.

“Estamos indignados como padres de familia el saber que las autoridades prefieran el centro carcelario que a los niños”, dijo con una expresión molesta ante la decisión, Irma Ordóñez, presidenta del Comité Central de Padres de Familia.

Para Irma el espacio donde pretenden ser reubicados “no está adecuado para los alumnos, los padres de familia no estamos de acuerdo, estamos indignados”, aseguró la madre de familia.

Asimismo, mientras la reunión de las autoridades se llevaba a cabo con respaldo de miembros de la Policía Nacional, Irma también mencionó que “nunca nos han socializado a los padres de familia, nos engañaron al hacernos firmar porque supuestamente nos estaban tomando la asistencia. Ahora viene el director del Distrito de Educación a decirnos que recién mañana va a tener una reunión con nosotros, no estamos de acuerdo”.

De la misma forma indicó que como padres han colaborado con las adecuaciones que se han implementado en este espacio.

Jaime Yacelga, director del Centro de Privación de Libertad de Imbabura número 1, explicó que han acordado que la infraestructura de esta institución sea entregada de forma ordenada “con todo respeto”.

Además, indicó que es un proceso que se ha venido ejecutando desde hace más de un año, “tenemos toda la documentación legal, nosotros no estamos entrando en ningún conflicto”. Para Yacelga la reubicación del centro carcelaria “representa un costo para el Estado”.