Restaurantes en Otavalo atienden con el 30% de su capacidad total

Tras la resolución del Comité de Operaciones de Emergencia, COE cantonal del pasado 29 de junio, en Otavalo los restaurantes y otros establecimientos comerciales empezaron a atender al público con el 30% de aforo permitido, desde el 1 de julio.

Un respiro
Para Luz María Valencia, la decisión del COE Cantonal es un respiro para su apretada economía. Valencia es propietaria de un restaurante ubicado en el centro de la ciudad el mismo que se mantuvo cerrado durante tres meses. “El pago de arriendos nos obliga a salir a trabajar y ahora, con la autorización del COE, podemos retomar nuestras labores.

Desde el 1 de julio volví a abrir el local aunque no hubo muchos clientes”, explicó la propietaria.

Comedores tradicionales.
Para Octavio Echeverría, quien junto a su familia vende el tradicional ‘caldo de bille’ en el barrio El Empedrado, la noticia lo sorprendió. “Durante la emergencia no hemos podido vender nuestro producto. De esto me enteré por medio de unas hojas volantes que entregaba el personal del municipio pero hace falta más información para poder atender a los clientes’, dijo el ciudadano.

Al igual que Echeverría, en varios puntos de la ciudad se pueden observar a pequeñas picanterías que ya están atendiendo tratando de cumplir con las normas vigentes para su funcionamiento.

Gastrónomos artesanales
Por su parte, el presidente de la Asociación Gastronómica Artesanal del cantón Otavalo, Rafael Anrango, señaló que los 27 socios de la organización se han capacitado con el apoyo del Ministerio de Turismo, previo a la decisión del COE.

“Tuvimos capacitación sobre las normas de bioseguridad y manipulación de alimentos. Tenemos los instrumentos y productos de limpieza adecuados para poder atender de forma organizada y estamos higiénicamente preparados”, explicó Anrango.

El representante de los gastrónomos aseguró que hace falta más comunicación desde las autoridades municipales y apoyo para colocar distintivos en los locales que ya han sido capacitados y que brindan atención al público con las garantías que exige el COE durante la emergencia.