Respetar el aislamiento es vital para todos

Ibarra. Las autoridades sanitarias llevan varios días insistiendo en la importancia que tiene el hecho de que las personas en riesgo de contagio y las ya diagnosticadas, respeten las medidas de cuarentena y aislamiento. Sin embargo, no todos entienden lo vital que resulta para la población en general.

Curva de aplanamiento. El epidemiólogo Mario Gar-zón cuenta que existe lo que se llama la “curva de aplanamiento” del coronavirus, que básicamente a-punta a que muchas personas no se infecten al mismo tiempo.

El especialista insiste en que es imposible impedir que deje de circular el virus pero aún se puede hacer algo para evitar más contagios y muertes.

La curva epidémica registra el número de personas infectadas por una enfermedad como el COVID-19 a lo largo del tiempo. La curva de contagios variará en función de las medidas que se tomen.

Dice que en este sentido, uno de los objetivos para las medidas de contención del brote de coronavirus es aplanar la curva de infectados que dependerá, en gran medida, de las medidas de contención que se adopten, de las intervenciones de salud pública y de la capacidad del sistema sanitario.

Este objetivo es clave para no colapsar los centros médicos y hospitales y que no afecte el sistema sanitario.

Mensaje. Aunque todavía falta crear conciencia en las personas, también muchas familias han sido responsables y están llevando a cabo lo recomendado. “Es importante para nosotros acatar las disposiciones del Gobierno y COE Nacional porque así contribuimos con las medidas que decretan las autoridades y salvaguardamos nuestra salud y la de nuestra familia.

Pedir a la ciudadanía que no lo tome como un chiste y que colabore responsablemente permaneciendo en sus hogares para así evitar posibles contagios y la propagación del COVID-19”, es el mensaje de Patri-cia Rojas, una de las ciudadanas que está cumpliendo con la cuarentena obligatoria en su casa.

Alex Valencia y Patricia Rojas junto a su hija María Paz dan el ejemplo de quedarse en su hogar.
Elian e Isai Benítez juegan en su habitación. Ellos y su familia también han acatado la disposición.