Resolución insólita

german muenalaMediante una resolución el Cabildo Kichwa Otavalo CKO busca que los jóvenes kichwas no se corten su pelo en peluquerías sin tener una autorización expresa o escrita de sus padres, este tema ha llegado a los medios de comunicación y las reacciones son de distinta índole.


La globalización cultural está ganando la guerra a los valores culturales de los pueblos subyugados, la modernidad ha roto los valores ancestrales del mingachiway, maki churana, ñankuta mañachi y ahora del “shambachina” o hacer trenza, práctica que se ha ido perdiendo porque este ritual diario ya no tiene sentido.
Recuerdo como mi madre hasta el último día en que salí de mi casa todas las mañanas me peinaba, siempre había el banquito, la tasa de agua con rausabara y el peine de cacho de toro para hacerme la trenza, minutos en el cual mi madre me educaba dándome consejos, orientándome en valores, transmitiéndome sus conocimientos adquiridos por sus ancestros.
Este hecho se ha perdido, las madres de hoy día ya no peinan a sus hijos precisamente porque ya no tienen tiempo para ellos y existe la ruptura de la transmisión de valores culturales con este simple rito.
Considero que la resolución del PKO no va a tener los resultados esperados, pienso que el tratamiento del tema, que si es preocupante, se lo debe dar de otra forma, como el ir generando espacios de diálogo y reflexión intrageneracional que permitan concienciar los valores culturales de nuestro pueblo, sobre todo en el uso del idioma materno.
Para esto es necesario que los abuelos se reúnan con los nietos y que les cuenten sus historias de vida, que digan lo valioso de conservar valores de identidad, así como rescatar el kichwa como idioma materno y de comunicación, así como el de mantener los valores comunitarios en todos los espacios.

 

Germán Muenala Vega
muenalagerman@gmail.com