Resolución dio la razón a empleado municipal

Otavalo. El pedido de Visto Bueno, por parte del alcalde del cantón, Gustavo Pareja y el procurador síndico Christian Espín, en contra de un trabajador de la dirección de gestión ambiental fue negado por el Ministerio de Trabajo.

Ante esto, el concejal Rubén Buitrón asegura que puede existir acoso laboral contra este empleado porque es la tercera ocasión, en esta administración, que buscan separarlo de la institución.

¿Cómo inició esta situación? En una entrevista realizada por mi persona demostré los daños de maquinaria y vehículos en la mecánica municipal pero la administración agarró, como chivo expiatorio a dos trabajadores, a uno lo despidieron intempestivamente y al otro un pedido de Visto Bueno.

Este último tuvo que hacer un esfuerzo económico para defenderse y se le dio la razón por tercera ocasión.

¿Qué deja en evidencia la resolución en este caso? Lo único que queda en evidencia, en este caso, es un acoso laboral y abuso de autoridad.

Esta es la tercera vez, durante esta administración municipal, que intentan sacar a este trabajador y, en el mismo número de ocasiones, el trabajador ha demostrado que él no ha cometido alguna transgresión que sea causal para su separación de la institución.

¿Cuáles fueron las causas que motivaron este pedido? No hubo causas que justifiquen su separación. Han estado buscando la ‘quinta pata al gato’, porque si hubiera méritos él ya estuviera excluido.

¿Se conoce de otros casos como este dentro de la institución? Hay casos que están camuflados, otros en los que la gente no quiere hablar , en otros la gente se siente atemorizada porque en la práctica esto evidencia que aquel que no cumpla con las imposiciones puede verse envuelto en un asunto de esta naturaleza.