Rescatan la cocina ancestral en el Primer Festival de Sopas Nacionales

Ibarra. 26 estudiantes del segundo nivel de la carrera de Gastronomía de la Escuela de Gestión en Empresas Turísticas y Hoteleras (GESTURH) de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador sede en Ibarra, se estrenaron en la alta cocina. Ellos prepararon un total de 52 tipos de sopas de las regiones de la Sierra y de la Costa, en el primer Festival de Sopas Nacionales. Los platillos se enfocaron en destacar los sabores tradicionales de los diferentes lugares del país, pero sobre todo rescatar la cocina ancestral de la zonas Andina y Costa.

Detalles el evento. Este espectáculo gastronómico duró dos horas. Durante ese tiempo los profesionales en formación presentaron los productos a autoridades de la PUCESI, docentes e invitados especiales. Patricia Saltos, Coordinadora Académica de la Gesthur y docente a cargo de este evento, dijo que es fundamental que la academia se involucre en proyectos de rescate de los productos tradicionales y además se demuestra que existe la soberanía alimentaria.

Para la elaboración de estos platos, los estudiantes investigaron casi un semestre sobre los ingredientes como por ejemplo la mashua, máchica, maíz, yuca, camote y oca que actualmente pasan desapercibidos.

Además cada año la escuela Gesthur realiza eventos solidarios. Uno de ellos fue el Festival de la Sopa. “El objetivo fue reunir kilts de limpieza para donar a la reclusión de Menores en Ibarra”, dijo la catedrática.

La experiencia. El número de sopas que se exhibieron en ese festival registró una amplia variedad de productos de la Sierra como los tubérculos que son la papa, la zanahoria blanca, quinua, amaranto y de la Costa usaron el camarón y el vagre entre las proteínas.

Para Wendy Vinueza, estudiante del segundo semestre de la Gesthur de la PUCESI, este tipo de actividades ayudan a conocer la cultura gastronómica del Ecuador y a emplear una variedad de alimen tos nacionales que a través de la cocina se puedan ofertar dentro y fuera del país.

En el acto también se presentaron sopas creadas por los estudiantes.

Los platillos que más llamaron la atención fueron: los locros de camote, zanahoria blanca y la jicama.

En la feria se escucharon también nombres de sopas autóctonas como la chimbusca, uchujacu, la olla podrida, caldo de patas, la sopa de guineo con arveja, entre otras.

Existe una gran variedad de raíces, semillas y tubérculos que reposan en los laboratorios de la PUCESI.