Representantes del transporte turístico piden congelar deudas

Una marcha motorizada recorrió el centro de la ciudad la mañana de ayer, donde el sector del transporte turístico solicitó que se congelen los préstamos a un año, como interés y capital.
Ramiro Esparza Buitrón, gerente de Transporte y Turismo Otavalo Compañía Limitada, mencionó que aproximadamente 50 socios forman parte de este grupo, distribuidos en diferentes empresas de la provincia.

Además, comentó que antes de la pandemia hacían viajes predestinados a través de convenios con las operadoras y bajo contrato también.

Son cuatro meses que este sector también ha permanecido paralizado, sin poder hacer ninguna actividad. “Desde el mes de marzo nosotros no hemos percibido ningún centavo, no tenemos ni para pagar a nuestros colaboradores, es decir, a los conductores”, dijo Esparza.

Preocupación
El representante de la compañía de transporte de Otavalo aseguró que también sufren de acoso diario por parte de las entidades bancarias, por los prestamos adquiridos antes de la pandemia.

“No es que nosotros tenemos mucho dinero, siempre trabajamos con los bancos, pero ahora nos exigen los pagos y el asunto es que no tenemos de dónde pagar, no tenemos trabajo”.

Esparza añadió que el transporte de turismo es el más afectado. “Es difícil que ahora las familias tengan dinero para salir a pasear”.

Considera también que la economía se dinamizará en uno o dos años para poder regresar a este trabajo. La intensión de esta marcha fue además, llegar con el oficio de peticiones al gobernador Álvaro Castillo.

Expresión
Hugo Morales, representante legal de una compañía de turismo, agregó que al no poder producir nada en estos cuatro meses de paralización por la emergencia, la situación económica es un caos, “la mayoría de nuestros compañeros tenemos nuestras deudas en los bancos por la adquisición de unidades, en vista de que no hemos tenido el trabajo para cubrir esas necesidades, estamos pidiendo de la manera más comedida que nos colaboren, por lo menos comunicándose con la banca, para que se sensibilicen y por lo menos nos congelen la deuda para tratar de reactivarnos y poder cubrir nuestros pagos”, manifestó.

Tras la preocupación señaló que hicieron esta marcha pacífica que inició pasadas las 09:30 en un recorrido que empezó en el sector de San Antonio de Ibarra.