Reportero liberado pide entender el conflicto

FLORENCIA. El periodista francés Roméo Langlois afirmó, tras ser ayer entregado por las FARC a una misión humanitaria, que tanto el Gobierno como los medios de comunicación en Colombia a veces “venden imágenes distorsionadas” del conflicto que vive este país desde hace más de 40 años.

Declaraciones. Langlois hizo esta declaración desde una tarima instalada en la aldea de San Isidro, en el Caquetá y donde se subió para unirse a la misión humanitaria que viajó hasta ese remoto lugar para recogerle y devolverle a la libertad, después de más de un mes en cautiverio.
“Son pobres matándose entre pobres, es supremamente trágico, lleva esto 40 años, buenos y malos no hay, a veces la prensa y el gobierno han logrado vender imágenes distorsionadas, pero cuando uno viene a estas zonas ve que la realidad es más compleja”, afirmó el reportero ante cientos de lugareños.
El corresponsal en Colombia del canal France24 y el diario Le Figaro hizo un llamado para repensar cómo se debe cubrir la guerra en Colombia, al insistir en que se trata de un conflicto “invisible”.