Reparan daños ocasionados por las lluvias

altIBARRA. Un equipo caminero del organismo provincial se encarga de encauzar la gran corriente de agua que baja por la quebrada del sector de Rumipamba.

Lluvias. La lluvia registrada en Imbabura el viernes nuevamente provocó daños en la red vial, especialmente, en la zona rural.
Ante esta situación, el Gobierno Provincial de Imbabura asumió la responsabilidad de prestar ayuda en los poblados en donde se registra este hecho. Uno de ellos es la parroquia La Esperanza, cantón Ibarra.

Una cargadora fue destinada para apartar el material pétreo y encauzar la corriente del agua de la quebrada que atraviesa la comunidad Rumipamba, que aumentó su nivel, debido al intenso aguacero.
La acción del equipo pesado facilita, aunque con dificultades,  el tráfico vehicular por una improvisada variante, tomando en cuenta que el puente carrozable colapsó el mes pasado, como consecuencia de un fuerte aluvión.
Para Anita Carrrillo, Presidenta de la Junta Parroquial, la ayuda del Gobierno Provincial es fundamental. “Gracias al equipo caminero que se encarga de limpiar la quebrada, los moradores pueden transitar  por este sitio, que conecta a varias comunidades de la Esperanza y Angochagua, mientras se planifica la construcción de un nuevo puente”.
La ejecución de la obra en Angochagua se encuentra en camino.