René Coba fue recibido por los imbabureños

Ibarra. Con carteles, aplausos y vivas fue recibido el nuevo Obispo de la Dióce-sis de Ibarra, monseñor Re-né Coba Galarza en el Obe-lisco de la Estación, ayer.

Mas bien fue una ceremonia civil sencilla, sin muchos bombos y platillos, lo que da una muestra inicial de cómo será su accionar al frente del Obispado.

Autoridades. Autoridades civiles, militares, religiosas y policiales, a más representantes institucionales estuvieron para recibir al nuevo Obispo y al mismo tiempo despedir al Admi-nistrador Apostólico, Iván Minda, quien retorna a la ciudad de Guayaquil a cumplir tareas pastorales.

Se pudo destacar la presencia del presidente de la Conferencia Episcopal E-cuatoriano, monseñor Eu-genio Arellano y del Nun-cio Apostólico, Andrés Ca-rrascosa Coso. Fue notorio la ausencia de la alcaldesa de Ibarra, Andrea Scacco y del gobernador Alvaro Cas-tillo.

Fuerzas Armadas. Grupos religiosos esperaron la llegada del nuevo Obis-po, quien arribó pasadas las 9h00 al Obelisco, ícono de la ciudad, en medio de aplausos, abrazos y toque de dianas, característico saludo de la FFAA. No debemos olvidar que monseñor René Coba fue Obispo Castrense del Ecua-dor y es secretario de la Conferencia Epis-copal Ecuatoriana.

Única intervención. “Nosotros los católicos nos despertamos para recibir al nuevo pastor designado por la Santa sede y por el Santo Padre para que venga a guiar nuestra Diócesis”, dijo el prefecto de Imbabura, Pablo Ju-rado, quien a la postre fue el único que intervino en el acto especial. A lo largo del camino que va a recorrer el nuevo Obispo de Ibarra, va a encontrar el abrazo sincero de hombres y mujeres que siguen convencidos en que la formación cristiana y la espiritualidad están sobre todas las cosas, añadió el prefecto.

Todos esperaban escuchar las palabras de monseñor René Coba o de uno de los altos prelados de la iglesia, pero eso no ocurrió y más bien se invitó a la caminata hasta la Catedral de Ibarra para ser parte de la ceremonia religiosa.

Seguir la huella de Cristo. EL NORTE, ya tuvo una entrevista previa con la autoridad y ahí señaló que su misión es “anunciar el E-vangelio que es signo de la presencia de Jesús.

Ser padre, hermano, amigo y un pastor que quiere caminar con su pueblo siguiendo la huella de Cris-to.”