Relleno en Otavalo colapsó

Otavalo. Según la directora de Gestión Ambiental, Olga Farinango, el sistema de gestión de residuos sólidos tiene falencias y ha provocado que el relleno sanitario del cantón se encuentre en emergencia y que actualmente, éste, se haya convertido en un botadero de basura, representando un retroceso de 20 años.

Dificultad. Para la directora el problema inicia en los hogares. ‘No existe una separación adecuada de los desechos. El servicio de recolección es deficiente por el estado en que se encuentran los vehículos. Toda la maquinaria que utilizamos en este trabajo tiene serios problemas mecánicos, primero porque no se ha realizado el mantenimiento, no se ha hecho la adquisición de repuestos y esto ha generado problemas”, explicó.

Responsables. Farinango destacó que el nivel de responsabilidad es a todo nivel. ‘Desde la autoridad máxima que, al parecer no le dio importancia al tema, los concejales no fiscalizaron y cumplieron el papel, los directores y coordinadores de la dirección de gestión ambiental no trabajaron con responsabilidad durante estos años”, mencionó.

Retroceso. El Alcalde Mario Conejo Maldonado, en varias ocasiones también se ha referido a este problema que dejó la anterior administración municipal. “Hace cinco años, el pueblo de Otavalo depositó su confianza en un grupo de ciudadanos y ciudadanas porque tenía la esperanza que el desarrollo del cantón logre alcanzar objetivos y metas mucho más altos, sin embargo, se ha visto desilusionado y traicionado haciendo. Con un equipo técnico hemos verificado la situación de la infraestructura de nuestro cantón y el resultado es que Otavalo ha perdido 20 años, porque hace dos décadas el cantón heredó un botadero de basura y hoy volvemos a encontrarnos con un botadero de basura, luego de que los otavaleños fuimos un ejemplo en el país del manejo adecuado de desechos sólidos”, dijo Conejo.

Trabajo. En una entrevista realizada en el mes de abril al entonces director de Gestión Ambiental, Iván Posso, aseguró que la capacidad del cubeto donde se depositan los desechos comunes en el relleno sanitario era de seis meses más, pero para la actual directora esta afirmación no se podría concretar si la ciudadanía continúa sin realizar una correcta separación de desechos en los hogares. Farinango aseguró que iniciarán el trabajo para fortalecer la separación y evitar que la basura llegue mezclada al relleno sanitario.