Relajamiento ciudadano es cada vez más visible a un año de la pandemia

OTAVALO.- La situación de desacato en la ciudad cada vez aumenta más, la primera fiesta que causó mucha indignación en la ciudadanía fue realizada en febrero en la comunidad de Peguche, sin embargo, esta fiesta sólo fue un indicio para que más campeonatos y eventos masivos se generen en la ciudad.

Un campeonato deportivo se vino publicitando a través de redes sociales desde hace semanas atrás, se trata del campeonato de indor fútbol 2021 de San Juan Alto, en donde varios equipos participaron, espectadores acudieron y animaron a los jugadores y finalizaron la jornada con un gran concierto.

El día sábado 13 de marzo no solo se efectuó este gran evento masivo, sino que también se realizaron bodas, cumpleaños y bautizos en donde se cerraron vías públicas.

 

Otro gran concierto que se realizó el fin de semana en la comunidad Anrabí en Cotacachi, donde también se encontró un gran números de personas bailando y bebiendo sin mascarrillas, sin distanciamiento y sin respetar las medidas de bioseguridad anunciadas por el COE Nacional y los COE Cantonales por la pandemia.

A pesar de que autoridades cantonales y provinciales se han encontrado en desacuerdo por quién debe asumir la responsabilidad de estos desacatos, en especial en la zona rural y comunidades donde se efectúan eventos con mayor número de personas, han realiado esfuerzos a través de comunicados y campañas comunicacionales sobre la prohibición de eventos.

Por parte de la Comisaría Nacional y Policía Nacional se realizaron control en la zona urbana donde se efectuaba una fiesta clandestina con más de 200 personas. La ciudadanía espera que la misma atención se otorgue a los sitios rurales y comunidades.