Rehabilitación del edificio del antiguo Teodoro será realidad

Finalmente la municipalidad iniciará el proyecto de rehabilitación integral de los edificios patrimoniales del excolegio Teodoro Gómez de la Torre.

La Alcaldía hizo pública está invitación a través de redes sociales, donde indica que los asistentes serán testigos de honor para empezar con este proyecto que tiene un inversión de USD 4,500,368.27, y un plazo de 540 días. Este acto será el próximo 3 de agosto en el parque Pedro Moncayo, a las 10:30.

Actualmente esta edificación luce abandonada, aunque se han organizado mingas para prevenir posible colapso específicamente del techo, que está totalmente deteriorado.

Pese a que se ejecutará el proyecto, la Asociación Coronel Teodoro Gómez de la Torre, no está de acuerdo con algunas acciones. El vicepresidente de dicha asociación, Gabriel Muñoz, explicó que es entendible que en un inicio las autoridades de la ciudad “no hayan tomado cartas en el asunto, porque el torreón específicamente y la vieja casona, es una herencia donada por el coronel Teodoro Gómez de la Torre, para las instalaciones de la institución”.

Señaló que algunos avances se hicieron durante el rectorado de Ramiro Terán. “Nosotros llevamos una lucha de doce años para el proceso de restauración”, indicó Muñoz. También añadió que esa lucha se ha visto cristalizada en estos momentos cuando ya se ha asignado por parte del Municipio un presupuesto plurianual, con el fin de que se rehabilite la vieja casona.

Asimismo, indicó que hace unos tres meses se estableció la veeduría ciudadana, de la cual forma parte, donde se ha logrado obtener documentación para que la restauración se comience a ejecutar.

Considera que hay algunas irregularidades, “hay unos costos que deberíamos revisar”. Para la asignación de contrato, detalló que la veeduría quedó a un lado y el contrato está asignado.
De acuerdo a lo que les han presentado, tras la rehabilitación, aquí funcionará el archivo histórico de la ciudad, salas de cine y hasta locales comerciales. Según Muñoz, la preocupación ahora es el tema de la fiscalización, ya que se invita a personas del Guayas, Sucumbíos y Otavalo, “no se toma en cuenta a ningún ibarreño”, agregó.