Regularán los precios de los arriendos en Ibarra

arriendosIBARRA. Aparte de que la crisis económica esté afectando al comercio de la Ciudad Blanca, también afecta a los comerciantes que han dejado sus lugares de trabajo por el precio de los arriendo.


Caminar por el centro de la ciudad, en la calle Bolívar, una de las más transitadas, hay locales cerrados, otros han disminuido el espacio y unos se alejan del centro porque encuentran locales más económicos.
En el edificio Condominio Banco la Previsora, donde funciona la Gobernación de Imbabura y otras entidades más, el 60 % de los locales están vacíos.

ADMINISTRACIÓN
En este lugar, en la planta baja hay alrededor de cinco locales desalojados. Mientras que en los siguientes pisos hay más oficinas vacías. Según Paula Espinosa, administradora de este edificio se han cambiado porque el arriendo está muy caro.
Todo este cambio y desalojo del lugar se evidenció desde que comenzó el año. El panorama es preocupante para la administración. Paula dice que es la crisis que se vive a nivel nacional la que provoca esto y además porque hay déficit de la antigua administración.
En este mismo lugar “hemos eliminado guardias porque no hay para pagar”, indica Paula. Hay tres personas que trabajan aquí, una persona para el aseo, una para el mantenimiento y otras para la administración, quien coordina la seguridad y el mantenimiento.
Lo mínimo que se paga de arriendo es nueve dólares (islas) hasta 800 que es donde funciona la Gobernación.
A pesar de esto, sí hay gente interesada pero lo que no les convence es el precio del arriendo, como a Andrea Bustamante, que busca un local pequeño para ofrecer productos tecnológicos como celulares, cargadores, audífonos y parlantes.
Andrea cuenta que el arriendo allí está caro, pero seguirá buscando un lugar que esté acorde a su bolsillo.
En uno de los locales de la planta baja funcionaba una cafetería, pero hace más de un año el lugar sigue desocupado.
Caminando al centro está el local de ropa de Luisa Zuleta. Su negocio estaba ubicado en la calle Bolívar frente al Gobierno Provincial de Imbabura, en donde Luisa pagaba de arriendo 600 dólares, estuvo allí cinco meses.
Pero hace cinco años tenía su boutique en un centro comercial, que pagaba 380. Luisa dice que el arriendo hace cinco años era normal y las ventas eran buenas.
El dueño del lugar donde estaba frente al Gobierno Provincial no quiso bajar el arriendo y fue entonces cuando Luisa decidió salirse y buscar un lugar más económico “para no cerrar el negocio”.
Luisa ya está dos meses en el local donde atiende ahora, aquí paga 500. Cuenta que las ventas no están muy buenas y no sale para el arriendo, para ella la poca venta que hay en la ciudad es porque la gente se va para el vecino país (Colombia) a comprar.
Otro motivo por el que se suben los arriendos y no hay ventas es porque la situación económica en el país está mal. “Eso nos perjudica a todos”. Luisa espera hasta este mes, que si no le va bien en las ventas está decida a cerrar su negocio.
Ana María Calderón es propietaria de una franquicia del Súper Sánduche, ubicado en la calle Bolívar, arrienda el local desde hace siete años, el lugar era más grande, decidió reducirlo desde diciembre porque según ella, el arriendo está muy caro.
Más de 1 000 dólares pagaba de arriendo por ocupar un espacio amplio, cada año aumentaba el precio, hasta que decidió reducirlo.
Ana María explica que el motivo del alza de arriendo es porque no hay una regulación ni nada legal para esto.
“Eso hace falta y tampoco hay un control de precio anual o mensual, entonces el dueño del inmueble hace lo que le parece y uno como arrendatario tiene que acogerse a eso”.
Por el pequeño lugar que le quedó solo está cancelando 650, que de todas formas es mucho para ella. Ana María comenta que si pagaría menos podría tener un ayudante más y generar empleo.
“Siempre cada año han subido el 10 %”, cuenta Mariano Cabezas, quien arrienda en el centro comercial Pasaje Ibarra. Mariano trabaja 10 años en este lugar. Cuando recién empezó pagaba 500 dólares, ahora el precio del arriendo ha bajado, paga 250 mensual.
En este lugar hay alrededor de cuatro locales vacíos, estos cuestan de 100 a 150. Antes se pagaba 250, según Mariano se bajó el precio del arriendo porque la temporada está mala.
Así como en este lugar donde el precio del arriendo es barato para algunos, en otros sectores más transitados son más caros. Es decir según el lugar el arriendo sube.
Estela Castañeda tiene un local de celulares y accesorios en la calle Olmedo y Velasco desde hace tres años. El precio del arriendo se mantenía, pero recién en este año subió.
Cancelaba cada mes 250 dólares, hoy paga 275. Esta comerciante cree también que se debería regular el precio de los arriendos.
“Debería existir una ordenanza para que no nos cobren tanto porque la gente saca mil excusas para cobrar más, algunos dicen que es porque estamos en el centro”.
A la calle Miguel Oviedo, entre Sánchez y Cifuentes y Manuel de la Chica Narváez, la han denominado ‘La cuadra de la economía’, una de las menos transitadas, pero acá se han pasado locales que estaban en la calle Bolívar, manifiesta Elena Vera, quien tiene un negocio en este sector y paga 200.
Hace tres meses, cinco locales desocuparon sus negocios. Elena ha conversado con sus vecinos para unirse y apoyarse en este mes de la Madre. Ella también es directora de la Cámara de Comercio de Ibarra.
“La situación bajó totalmente el movimiento económico y ya no alcanza para pagar arriendo”, asegura Elena.
También comenta que el concejal Ramiro Páez socializó una ordenanza que estaba prevista para la regulación del precio de los arriendos.
Elena quiere cambiarse de lugar pero no lo hace porque los arriendos están muy caros.
Esta comerciante dice que hará presión con sus demás compañeros para que entre en vigencia la ordenanza, de acuerdo a las condiciones del inmueble.
Señala que en el lugar donde arrienda hay humedad, algo que incomoda en sus productos.