Refugiados y solidaridad

El 20 de junio, en medio de las críticas situaciones que vive el mundo actual, de guerras, conflictos, desplazamientos, sufrimientos, fue el día para valorar los esfuerzos en pro de los refugiados. El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), trabaja, hoy más que nunca, para proteger y asistir a las personas que huyen de la guerra y la persecución. Desde el año 1950 ha ayudado a decenas de millones de personas a encontrar seguridad y reconstruir sus vidas.

En el Ecuador, la fundación Human Rights Watch en una carta enviada al Presidente Rafael Correa, solicitó que “debería asegurar que todos los procedimientos de asilo respeten plenamente los derechos básicos de los refugiados consagrados en el derecho internacional”, haciendo relación al Decreto Presidencial 1182, adoptado el 30 de mayo de 2012 para regular los procedimientos de asilo en el país, temiendo que no proteja los derechos de debido proceso de las personas que solicitan asilo. Hace falta más solidaridad, más compromisos, más valor por la vida de los seres humanos. Ecuador tiene la mayor cantidad de refugiados que son ciudadanos colombianos que escapan del conflicto armado.