Refuerzan presencia militar en la frontera norte

militarTULCÁN. Patrullas de reconocimiento de secciones hipomóviles, es la nueva estrategia que implementa el Ejército en el sector de la frontera norte, comprendida entre la jurisdicción de El Carmelo en Carchi y La Bonita en Sucumbíos.

Hipomóvil. Según explicó el coronel Fabián Trujillo, director de la Escuela de Equitación el Ejército cada patrulla se conforma de 2 oficiales y 10 voluntarios de tropa a la que acompaña un vehículo Hammer con un oficial y siete voluntarios con armamento para actuar ante cualquier eventualidad que se reporte en el hipopatrullaje. Con esto se optimiza tiempo y recurso humano indicó, al decir que el patrullaje a caballo permite mayor velocidad dentro de un terreno agreste e inaccesible al paso vehicular, pues de momento, en esta jurisdicción desde el Carmelo hasta La Bonita, se identifican 34 pasos informales que pueden ser utilizados para contrabando de armas, droga y combustible, situaciones ilícitas a las que busca frenar el personal militar.

Efectos. A una semana de haber sido implementado este tipo de patrullaje, el oficial militar manifiesta que hay una respuesta positiva, en tanto no se registran mayores anomalías, pues la presencia misma de militares disuade de la intención de cometer ilícitos en el sector. Con esto, conductores como Roberto Mangúa manifiestan sentir una mayor seguridad para la población, así como los comerciantes y viajeros que hacen uso de esta vía. Para ello, los militares, realizan controles en la vía registrando el paso vehicular y peatonal.

Militares. Luis Sánchez, segundo comandante del Grupo de Caballeria 36 Yaguachi, explicó que esta brigada realiza un cubrimiento de seguridad en la zona mencionada, incorporando la modalidad de hipopatrullaje para optimizar recursos como el ganado caballar que les permite ingresar a las denominadas picas, sitios donde es imposible el ingreso de vehículos o en su defecto, el patrullaje a pie se hace muy complicado y toma demasiado tiempo. A esto se suma una capacitación de los militares por parte de la Escuela de Equitación del Ejército, con el objetivo de efectuar un trabajo riguroso que recorra el sector y alerte sobre la acción de ilícitos en el sitio.

Objetivos. Con esta modalidad, personal militar busca atender a esta zona de la frontera evitando que el territorio nacional se vea afectado por secuelas del vecino país, de manera particular en lo referente a la posible presencia de grupos que operan al margen de la ley. Esta modalidad de hipopatrullaje busca incorporarse en otros sectores de la línea de frontera por los resultados que arroja. La población civil, califica de positiva la medida de seguridad que se mantiene alerta en carretera, revisando vehículos, motocicletas, documentos de transportistas y demás transeúntes de estas zonas de frontera.