Recorte aún en espera

Ibarra. El proyecto denominado ‘Una bici una sonrisa’ se hace hoy realidad. Juan Arias, ciclista ibarreño, es el mentalizador de ese programa social-deportivo. “Hace cinco años organizamos competencias de bicicletas y hace tres temporadas nació el downhill Christmas con el objetivo de agradecer a todos quienes aportan en los eventos y recaudar fondos para entregar fundas navideñas en sitios vulnerables. Pero esta vez fuimos más allá. Creamos un proyecto con la intención de donar bicicletas recicladas a niños de escasos recursos”, dijo Arias.

Se conoció que una parte de las inscripciones de la prueba de downhill que se cumplió hace tres semanas fue la base para arrancar con el proyecto.

Proceso. La meta se cumplió pues diez bicicletas están reparadas y listas para rodar. En dos semanas la empresa Arias TrackBike reunió esa cantidad de ‘caballitos de acero’ que día a día Juan Arias y Gabriel Alemán fueron reparando y buscando piezas hasta tenerlas a punto y entregar a niños entre los 4 y 12 años de edad.

La donación será hoy a las 18:00 en el Polideportivo de Azaya y los beneficiados serán infantes de los alrededores de esa localidad. Juan Arias aseguró que repetirá la misma actividad el próximo año con la meta de llegar a las comunidades del cantón.