Reconocen la obra artística del maestro Jorge Perugachy

El expresidente de la Casa de la Cultura Ecuatoriana, Marco Antonio Rodríguez, un letrado intelectual de nuestro país, ha sobrellevado el trabajo artístico del maestro imbabureño Jorge Perugachy. A través de un interesante artículo, destaca la trayectoria y personalidad de este pintor de raíces otavaleñas que ha paseado su arte por importantes galerías del mundo. Como un homenaje al artista, lo describe el escritor Rodríguez.

“¿Dónde situar, hoy, un discurso plástico barroco sino en el espacio dialectal, a la vez lateral y abierto de América?” Se inquiere y absuelve Severo Sarduy en su ensayo sobre el barroco. Así es, borde y denegación, desplazamiento y ruina de la superficie renaciente española, éxodo, trasplante y fin de un lenguaje, de un saber. Tenía que ser en nuestra América donde reverdeciera el barroco”, señala Marco Antonio Rodríguez en su interesante artículo.

“Jorge Perugachy (Otavalo, 1954) se ha erigido en Ecuador como el representante del barroco, pero también de lo que nombro ‘andinismo’. Perugachy es un ser solitario y sensitivo, controvertido y fogoso, obsesivo en su oficio.

En el espíritu de este artista pintor trepidan desamparos y carencias de su infancia y adolescencia, pero, desde las ultimidades de su ser, surten en abundancia amor, ternura, fe: ¿su creación plástica no es tramada por estos elementos?”, añadió el intelectual ecuatoriano.

Marco Antonio Rodríguez señala que la obra de Perugachy es portillo de luz para nuestro destino histórico inmediato. Rigurosamente plástico, Perugachy se rehúnde en la entraña popular y extrae de él sus esencias sagradas.

Mírense sus series Mujeres andinas, Vírgenes del sol o Ausencia: barroquismo andino, destaca Rodríguez.

Ausencia: los colores balbucean despedidas, el fuego que congregaba y unía se sofoca y desvanece, indica el intelectual ecuatoriano, al agregar que los pobladores de Otavalo fueron los primeros en migrar de nuestros lares. Vuelo y aventura. “Nos vamos para no volver o para jamás volver nosotros mismos”.