En 4 horas recogieron 201 kilogramos de desechos del Parque Acuático de Araque

Sesenta y ocho voluntarios recogieron 201 kilos de desechos inorgánicos en una minga de aproximadamente cuatro horas. El trabajo comunitario se realizó en el Parque Acuático de Araque, el pasado sábado, como parte de la campaña nacional de limpieza de playas y recursos hídricos; “Tu basura no es parte del paisaje”, iniciativa del Gobierno Nacional ejecutada por el Ministerio de Ambiente y Agua del Ecuador, MAAE.

El evento se realizó como parte de las actividades que se llevaron a cabo por el día internacional de la limpieza de playas y cuerpos hídricos, fecha que se conmemora cada 19 de septiembre.
El Director Zonal 1 de Imbabura del MAAE, Mauricio Fuertes, dio a conocer en su intervención durante la inauguración del evento, que estos trabajos se replicaron, el mismo día, en trece puntos distintos de las provincias Imbabura y Carchi.

Según información del MAAE, en Otavalo se limpió el área circundante al Parque Acuático de Araque. El río Naranjal, laguna de Cuicocha, río Cristopamba – Cuellaje y río Piñan, en Cotacachi. El Río Parambas, laguna Yahuarcocha, Comunidad Cochas – Angochagua, en Ibarra; y en Antonio Ante, la quebrada de Tumbibiche.

La institución afirma también que en 2019, durante esta jornada de limpieza, se recolectó en la provincia de Imbabura, 4263.3 kilos de desechos.

“Mantener limpias las fuentes hídricas es de suma importancia, no solo en el parque Acuático sino en toda la cuenca del lago San Pablo”, afirmó Mario Camuendo, vicepresidente de la comunidad Araque.

Al ser una zona hasta donde llegan turistas, tener un agua limpia en el lago, nos permite dar una mejor imagen. Tenemos una planta de tratamiento a la que no se está dando un buen manejo y se debería corregir esto”, enfatizó.

Desde el año 2010, el MAAE ha organizado eventos masivos de limpieza para conmemorar este día internacional, pero por la pandemia, este año, según Fuertes, ‘no apelamos al voluntariado de un día para limpiar estos lugares, apelamos a la responsabilidad ciudadana de todos los días del año por el bienestar de todos. Le pedimos a la gente algo tan sencillo como no botar la basura fuera de su sitio; menos aún en el agua o cerca de ella”, señaló.

El Gobierno Parroquial de San Pablo apoyó la iniciativa. “Hemos venido con gel y alcohol, para de alguna manera cumplir con los protocolos de bioseguridad”, manifestó Jenny León, vicepresidenta de la institución.

“Es nuestra prioridad cuidar a la Pachamama”, argumentó León y explicó que realizarán acercamientos, con los representantes del sector, para “tratar de coordinar actividades” que beneficien a la zona.

Al término de la jornada, cada participante recibió un sánduche empacado en dos bolsas, una de plástico y otra de papel; y un jugo en envase tetrapack con sorbete plástico.