Reclaman arreglo de vivienda

p12f1URCUQUÍ. Ojalá se acuerden y arreglen las paredes de mi casa que están cuarteadas desde que hicieron trabajos para adoquinar esta calle, menciona María Tapia, de 80 años de edad, un tanto desalentada.

DAÑOS. La casa de los esposos María Tapia, de 80 años y Julio Varela de 89 años de edad, está ubicada en la calle Modesto Larrea y Manuela Sáenz, en la parroquia de Buenos Aires del cantón Urcuquí.

Doña María, con tristeza cuenta que en el mes de febrero de 2013, con una máquina cavaron la calle y la vereda para colocar los adoquines. Este trabajo provocó que las paredes de la casa se cuarteen.
“Yo tengo miedo que cualquier rato las paredes se caigan”, dice.

En esta habitación que está con las paredes fisuradas doña María Tapia, tiene una pequeña tienda que le permite subsistir junto a su esposo que padece de sordera.
Doña María, cuenta que está enferma y otra fuente de apoyo es el bono de desarrollo humano que recibe, pero no lo alcanza para reconstruir la casa.
Uno de mis hijos están esperando que les salga un préstamo para componer la casa aunque, pero no debería ser así ya que la casa es vieja, pero no estaba dañada.
Norberto Padilla, presidente del Gobierno Parroquial, explicó que el Gobierno Municipal de Urcuquí a través de un contratista fue quien ejecutó el adoquinado. Además mencionó que existió el compromiso de arreglar los daños, pero no se ha cumplido.
RESPONSABLE. El alcalde del cantón Urcuquí Nelson Félix, dijo que el responsable de componer es el contratista de la obra, el ingeniero Guido Rivadeneira, quien se comprometió a construir una cadena en la base que ya está. Comentó que conversará con el profesional para traatr este tema y tratar de ayudar a los esposos Tapia Varela.