Rechazan los ataques contra ciudadano belga

Desde una casa aledaña solo se escuchaban gritos inentendibles que confirmaban la presencia de ‘Tony’, el ciudadano belga que habita en el barrio San Juan Calle.

Golpeamos varias veces su puerta, ante la mirada de algunos vecinos, pero no obtuvimos respuesta alguna. Una mujer nos gritó a pocos metros y dijo que el vecino no va a salir, porque tiene miedo de que le golpeen; seguimos insistiendo, pero nunca salió.

La preocupación es latente en el sitio, unos moradores salieron a decir que estaban cansados de lo que el hombre hacía, pero nos sorprendió que dos mujeres señalaron que las cosas no eran como el resto de vecinos decían, y que lo único que sucede es que “no le dejan en paz”.

Sin embargo la mayoría coincidieron en que no estaban de acuerdo en que vayan personas a agredirlo, porque el tema no debe ser solucionado de esa forma, sino por las autoridades.

En redes sociales se viralizó un video en donde varias personas atacan al hombre con un palo, lo insultan y se observan varios papeles pegados en la pared. Los comentarios son divididos, unos a favor de las agresiones y en busca de hacer justicia por sus propias manos, pero otros aseguran que el gato que se observó que el ciudadano pone a unas llamas, ya estaba muerto y que son parte de las creencias del hombre, más no de rituales satánicos o sacrificios a animales.

Lo que nos llamó la atención fue la opinión de una vecina, quien bastante indignada y sin identificarse, dijo que deberían dejar en paz a ‘Tony’, porque ahora el barrio le hace la vida imposible. Antes, cuando tenía una hostal, “no era rechazado y todo el mundo le aprovechaba.”

Pablo Zambrano y Santiago Andrade, presidente y vecino del barrio, coincidieron en que no están de acuerdo con que las personas lo hayan golpeado, porque esta no es la forma de solucionar el problema.

Una ciudadana, quien en su Facebook aseguró que fue vecina de ‘Tony’, escribió que sí es una persona agresiva, porque ella fue víctima, pero jamás se le cruzó por la mente hacer justicia con sus propias manos. Además hizo un llamado a la paz y a la conciencia, para que las autoridades se encarguen de solucionar el tema, que sería de salud mental.