Reapertura de centros de diversión nocturna no ha tenido la acogida que se esperaba

IBARRA.- Desde que inició la reapertura de los centros de diversión nocturna el mes anterior el resultado no ha sido el que esperaban los propietarios, ya que al parecer, la ciudadanía aún siente temor de contagiarse por la Covid-19.

A pesar de que cumplen con los protocolos de bioseguridad, todavía no llegan ni al aforo permitido que es del 30 %. Rodrigo Valdiviezo, presidente de la Asociación de Bares Imbabura, ASOBARES, explicó que desde que iniciaron con el plan piloto hace un mes y 15 días aproximadamente, esperaban que la gente acuda a los centros de diversión, “la gente si se abstiene bastante de venir, no tenemos la afluencia que esperábamos”.

Inspección
Hace unos días la Intendencia de Policía realizó un operativo de control donde se verificó el cumplimiento de las normas de bioseguridad.
Galo Larrea, vicepresidente de ASOBARES y gerente propietario del bar La Chismosa, mencionó que desde el pasado 3 de octubre abrieron los primeros 14 bares y centros de tolerancia, sin embargo, hace unas dos semanas otros 18 bares también volvieron a abrir desde marzo pasado.
“Estamos cumpliendo con los aforos, con los horarios que nos establecieron, pero no hay una respuesta de la gente como esperamos, pensábamos que íbamos a estar medios complicados por nuestro aforo, pero no”.

Larrea indicó que la gente está saliendo cada vez un poco más, “pero nos estamos manejando con reservas”, agregó. Asimismo, aseguró que cuentan con todos los procesos de bioseguridad como la toma de temperatura en el ingreso del bar, se hace desinfección de manos y ropa, “estamos desinfectando los locales antes y después de la apertura, tenemos acceso al alcohol todo el tiempo”, dijo.